Joyas tuiteras de Felisuco por las que querrías bloquearle

Félix Álvarez será para siempre Felisuco, ese actor que el gran público conoció en El Informal, donde se dejaba ver vestido de bebé en un divertido y habitual sketch que hacía junto a Florentino Fernández y Javier Capitán. 

Pero aquellos tiempos pasaron al recuerdo y ahora es más frecuente verle en su posición de líder político de Ciudadanos. El de Felisuco fue uno de esos fichajes mediáticos un tanto sorprendente, que se cuela en una lista política casi de rondón y que acaba pasando al primer plano de la actualidad cuando los votantes confían en él. 

Felisuco fue el hombre escogido por Albert Rivera para liderar la lista de Ciudadanos en Cantabria y el que fuera colaborador de Telecinco logró el acta de diputado. Así, no iba a ser Toni Cantó el único diputado naranja con experiencia en las tablas. 

ADEMÁS: Felisuco, de la televisión al Congreso 

Y junto a Cantó iba pronto a convertirse en uno de los miembros más polémicos del partido, de los que no rehuye un combate tuitero, aunque a veces tire del block para evitar continuar la batalla. 

Esto último le ocurrió este fin de semana con Facu Díaz a quien iba a acabar bloqueando después de que este le dejara en evidencia por sus planteamientos. Alberto Garzón compartía una reflexión en Twitter sobre el cambio climático. 

No iba a tardar Felisuco ni cinco minutos en sacar el comunismo a relucir. Algo que dio pie a la burla de Díaz y a un posterior bloqueo en Twitter por parte del diputado cántabro. 

recordando-el-informal-

ADEMÁS: El encontronazo tuitero de Rufián y Felisuco 

Pero no es la única perla que Felisuco ha dejado en la red del pájaro azul. Alguien que lleva un tiempo en esta red es habitual que haya dejado tuits escritos para la posteridad. No es el perfil de Pedro Sánchez, pero rastreando en el pasado tuitero de Felisuco se pueden hallar buenas reliquias. 

Venezuela, Podemos, Pablo Iglesias...

Ser de Ciudadanos y no mentar a Venezuela sería un imposible. Y no está Felisuco en Twitter para cambiar los designios de su partido. A él todo lo que huela a Venezuela, Iglesias o similar le da para sacar su vena más anticomunista. Esa que acaba provocando que el gatillo del bloqueo se dispare. 

La siesta es sagrada

Dentro del manual del buen tuitero naranja hay que demostrar que Venezuela se derrumba día a día, que el régimen de Maduro es el más corrupto y antidemocráitico del mundo.  Pero todo puede tener un límite y ese en el caso de Felisuco es la siesta. Sí, antes de ser diputado de Ciudadanos pedía respeto para los contrarios a Maduro , pero sobre todo para su siesta. 

Fan de Rosa Díez y de Rivera

Felisuco hubo un tiempo en el que estuvo muy entregado a UPyD y a Rosa Díez, casi tanto como después lo ha estado a Albert Rivera. Así que si él tuviera que escoger sería muy complicado tener que apostar por mamá o por papá. 

ADEMÁS: El trolleo a Toni Cantó con un tuit-trampa que hizo explotar a Twitter

Cuestión de tamaños

Nadie puede optar al premio de 'brother in law of the year'  si no habla de tamaños, y de chistecitos sobre ello. Pero Felisuco puede dar un paso más allá y hacer un combo al mezclar política con tamaño del pene. E incluso incluir a Rubalcaba en la frase. ¡Casi nada! 

Ver resumen Ocultar resumen

Hay dos tipos de personas en este mundo: las que se retuitean a sí mismos y las normales. Para saber a qué grupo pertenece Juan Camus, basta con echar un ojo a su Timeline. Y no hace falta irse demasiado lejos en el tiempo.

Lo cierto es que, más allá de lo musical, donde su único éxito fue... más allá de lo musical, Juan Camus suele deleitar al mundo con una polémica cada cierto tiempo. Podemos hablar del Cometa Halley de Twitter. 

Ver resumen Ocultar resumen

Hay debates que por más que pase el tiempo nunca acabarán. Como por ejemplo: ¿es mejor el Colacao o el Nesquik? o ¿se echa antes la leche o los cereales?

Pero además de estas controversias en España se establecen otras sobre la pronunciación de ciertas palabras. Aunque sí hay una polémica de verdad es con la palabra pizza. 

Desde piza a picsa pasando incluso por pitsa, cada persona la pronuncia de una manera distinta.

Ver resumen Ocultar resumen

Pocas veces se entra en la cárcel para asistir a una rueda de prensa. De ahí lo peculiar de la convocatoria de Jórdi Évole en la prisión de Segovia. Una cárcel en desuso (actualmente funciona como salas de exposiones y eventos) para una rueda de prensa en la que el periodista catalán defendió su nuevo proyecto televisivo y avanzó algunas de las historias que se irán contando en su nuevo programa: Lo de Évole.

Páginas