José Manuel Soto recuerda un franquismo en el que los niños eran felices (y le llueven las críticas)

No es sospechoso José Manuel Soto de ser una persona progresista. Todo lo contrario, él es de tradiciones (véase aquí su aguerrida defensa de la tauromaquia) y de añorar tiempos pasados (quizás por ello pensar en él es pensar en los temas Déjate querer o Por ella, con los que triunfó a finales de los ochenta y principios de los noventa).

Y si recientemente levantaba ampollas con el videoclip de su último ¿éxito?, Soy español (una especie de orgía españolista bañada de vino y jamón serrano), ahora ha vuelto a liarla mostrando su visión del franquismo, una época en la que, en sus palabras, España era un país sencillo y feliz. Y llega justo en mitad del debate sobre la exhumación propuesta por el PSOE de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Muy oportuno. Pero lean ustedes mismos:

En mitad de su alegato, José Manuel Soto llega a plantearse incluso si la llegada de la democracia supuso la llegada de la felicidad.

Las respuestas a tan sincera y polémica declaración no tardaban en llegar, generando un hilo en el que, como era de esperar, la tónica general es la incredibilidad de los tuiteros.

José Manuel Soto ha vuelto a darle a sus haters otro domingo de gloria.

ADEMÁS: El tuit de José Manuel Soto sobre el Aquarius que (tal vez) no te esperabas

Fotos: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

El hilo que a muchos hará sentir muy mayores

Ver resumen Ocultar resumen

Cómo está el patio. La gente de orden del barrio de Salamanca canta Bella Ciao contraviniendo el espíritu antifascista de dicho himno partisano y el torero Cayetano Rivera llama a la revolución citando a Víctor Hugo, el de Los miserables, novela en la que los oprimidos pertenecen a las clases bajas y no viven precisamente en Núñez de Balboa.

Sea como fuere.

Cayetano Rivera ha hecho un tuit en el que se dirige al vicepresidente Pablo Iglesias.

Ver resumen Ocultar resumen

El propio presentador ha alucinado

Páginas