José Manuel Soto recuerda un franquismo en el que los niños eran felices (y le llueven las críticas)

No es sospechoso José Manuel Soto de ser una persona progresista. Todo lo contrario, él es de tradiciones (véase aquí su aguerrida defensa de la tauromaquia) y de añorar tiempos pasados (quizás por ello pensar en él es pensar en los temas Déjate querer o Por ella, con los que triunfó a finales de los ochenta y principios de los noventa).

Y si recientemente levantaba ampollas con el videoclip de su último ¿éxito?, Soy español (una especie de orgía españolista bañada de vino y jamón serrano), ahora ha vuelto a liarla mostrando su visión del franquismo, una época en la que, en sus palabras, España era un país sencillo y feliz. Y llega justo en mitad del debate sobre la exhumación propuesta por el PSOE de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Muy oportuno. Pero lean ustedes mismos:

En mitad de su alegato, José Manuel Soto llega a plantearse incluso si la llegada de la democracia supuso la llegada de la felicidad.

Las respuestas a tan sincera y polémica declaración no tardaban en llegar, generando un hilo en el que, como era de esperar, la tónica general es la incredibilidad de los tuiteros.

José Manuel Soto ha vuelto a darle a sus haters otro domingo de gloria.

ADEMÁS: El tuit de José Manuel Soto sobre el Aquarius que (tal vez) no te esperabas

Fotos: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Reacciones despreciables al anuncio de la presentadora

Ver resumen Ocultar resumen

Parece que ni en cuarentena se relajan los ánimos en Todo es Mentira. Es más, con la situación de la pandemia, parece que todo el mundo está más nervioso de lo habitual, algo lógico por otro lado. 

Las cosas como son, viendo los invitados que lleva Risto Mejide al programa, pocas cosas pasan. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo que están haciendo en La Resistencia es para quitarse el sombrero. 

Sin público, en crudo y con algún invitado de vez en cuando, están manteniendo el programa en antena con un nivel espectacular. Y eso es muy de agradecer en tiempos de coronavirus. 

En este último programa fue Ernesto Sevilla quien acompañó a Broncano, Castella, Ponce y Grison. Pero lo que era un acompañamiento, se convirtió en un robo de focos con todas las de la ley. 

Páginas