Soto a Echenique: "El viejo dictador no se equivocó y dejó el país en buenas manos"

Para quien no lo crea, hubo un tiempo en que José Manuel Soto cantaba. No hace demasiado, pero sí lo suficiente como para que la generación Y pueda pensar que es un activista político, un tuitstar o, sencillamente, un tipo con tiempo libre. 

Y es que, por mucho que haya sacado el singles más patriótico de los últimos años, su figura como tuitero crece, al mismo ritmo que la de cantante queda aparcada. Está claro, renovarse o morir. Y José Manuel Soto ha optado por renovarse y, sobre todo, atacar a todo lo que amenace con romper España, según sus criterios. 

Criterios que, este fin de semana, le llevaron a entrar en un hilo de Pablo Echenique para llevarle la contraria. 

ADEMÁS: Las siete plagas de Pedro Sánchez, según José Manuel Soto

El político de Podemos aprovechó la presencia de Barack Obama en España, donde Felipe VI le enseñó el Guernica, para lanzar un hilo explicativo de lo que recoge el cuadro de Picasso. 

Fueron 11 tuits en inglés, en los que Pablo Echenique se remontaba a la época de Franco, el nombramiento del Rey Juan Carlos y tiempos pretéritos. 

No obstante, José Manuel Soto, quien pasaba por allí, no esperó al último tuit y decidió interrumpir al político de Podemos en el quinto.

El tuit de Echenique aseguraba que "en 1975, la muerte de Franco y la imparable presión de los españoles, pusieron fin a la dictadura, comenzando la transición a la democracia. Pero no antes de que Franco nombrara al Rey Juan Carlos como su sucesor". 

ADEMÁS: José Manuel Soto contra el "echibicionismo" del Orgullo Gay

Ahí es donde entró José Manuel Soto. "La imparable presión de los españoles? ¿Quién te cuenta esas cosas? En aquellos días, las únicas presiones vinieron de algunos militares franquistas que no se fiaban de Don Juan Carlos porque le veían intenciones aperturistas y democratizadoras, como efectivamente ocurrió..."

Y como 280 caracteres no son suficientes para evitar la ruptura de España, José Manuel Soto se respondió a sí mismo con un tuit aclaratorio. 

ADEMÁS: Doble encontronazo de Eduardo Inda con Pablo Echenique y Joaquín Prat

"El resto de los españoles acogió con ilusión y cariño al nuevo Rey que fue aclamado "everywhere" y en quien todos depositamos nuestras esperanzas de un futuro de apertura, progreso y concordia. Y así fue, el viejo dictador no se equivocó y dejó el país en buenas manos, mal que os pese". 

¿Qué respondió Pablo Echenique? Nada. Hizo oídos sordos. Siguió con su hilo y a otra historia. Eso sí, el debate que se generó fue más que curioso. 

Fotos: Twitter

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas