Jorge Sanz pudo ser un prota de 'Verano Azul' y este vídeo lo demuestra

Jorge Sanz sigue dando que hablar, años después de ser el actor de referencia en España.

En este ocasión, el actor no ha sido noticia por posar con dos musas del PP, sino por una revelación que poca gente conocía: Jorge Sanz pudo ser uno de los protagonistas de la mítica 'Verano Azul'. 

El mítico actor ha compartido un vídeo, a su vez compartido por RTVE, en el que se ve a Jorge Sanz metido en el papel de Tito. 

El propio actor ha confirmado que el vídeo es real, que el casting se hizo y que si no aceptó el papel fue porque "mis padres pensaron que iba a perder mucho cole". 

ADEMÁS: ¿Qué fue de las chicas y chicos de Verano Azul? 

Al final, el personaje de Tito se lo llevó Miguel Joven, quien solo aguantó dos semanas de rodaje porque no soportó el ritmo de rodaje. Lo que no todo el mundo sabe es que Antonio Mercero, cuando comenzó la serie, tenía pensado que fuera Tito quien muriera ahogado en la playa. Al final reculó y fue Chanquete quien perdió la vida. 

Por cierto, el casting de Jorge Sanz no ha sido el único que el Archivo RTVE ha compartido. Unos jovencísimos Juanjo Artero y Pilar Torres también han podido verse en un casting que ya tiene 40 años.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Este 2020 se estrenará Patria, la serie que adapta la exitosísima novela de Fernando Aramburu sobre los años de plomo en Euskadi. Y HBO ya está regalando píldoras de lo que será esta ficción con tanto de trágica realidad.

Se trata de 8 episodios con una hora de duración a cargo de Aitor Gabilondo, Félix Viscarret y Óscar Pedraza.

Ver resumen Ocultar resumen

Se anunció a bombo y platillo su contrato de larga duración con Mediaset pero, tras más de tres años, las cosas no han ido del todo bien. Malas noticias para la actriz Paula Echevarría y uno de sus futuros proyectos en Telecinco. Tal y como confirman desde la Cadena SER, la adaptación de la novela de Sonsoles Ónega, Después del amor, se encuentra en stand by.

Ver resumen Ocultar resumen

Que la realidad supera a la ficción es un tópico absolutamente incontrovertible y, de hecho, a la hora de escribir una novela o el guión de una película o serie, hay elementos de la vida real que jamás encajan. Porque resultan disparatados, rarísimos, demenciales. Y ahí está El Palmar de Troya, sobre la secta integrista que surgió en 1968 en la estepa sevillana y tendió hacia lo bufo, lo tragicómico y lo aterrador, según el momento y quien haga el relato.

Páginas