Jordi Mollà se pasa a la política de la mano de Amazon

Ha trabajado con Pedro Almodóvar, Bigas Luna, Fernando Colomo o Mariano Barroso y, ahora, se pasa a la ficción televisiva internacional de la mano de Amazon. El salto hollywoodiense de Jordi Mollà lleva años cocinándose y, tras formar parte del cartel de varias producciones al otro lado del Atlántico (Genius, CSI Miami) ahora se pasa a la política con un nuevo papel en la segunda temporada de Jack Ryan.

Serie que aún no ha visto la luz (será este 31 de agosto cuando estrene su esperadísima primera temporada) pero que, debido a su éxito inclusa antes de estrenarse, ya prepara una segunda tanda de capítulos.

ADEMÁS: La serie estadounidense a la que dijo no Mollà

En la ficción protagonizada por uno de los chicos de moda en Hollywood, el actor John Krasinski, el actor catalán continuará con su aventura hollywoodiense llevada, también, al cine (Dos policías rebeldes II o Colombiana). Lo hará metiéndose en la piel de Nicolás Reyes, líder político latino, que tendrá un importante papel en la segunda temporada de la serie.

Él será un líder político sudamericano

"Poderoso, carismático y líder de un país de Sudamérica", tal y como lo describen los responsables de la serie, Mollà será una pieza clave en la nueva misión del espía de la CIA: evitar la caída de la democracia.

En la nueva producción de Amazon, Mollà no estará solo. Además de John Krasinski, otros nombres potentes de Hollywood se sumarán a esta segunda temporada. Noomi Rapace o Michael Kelly también estarán en lo nuevo de Jack Ryan que se espera ya para 2019.

ADEMÁS: Pe y Banderas, nominados

Fotos: Amazon (Jack Ryan) y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Llega el verano y es hora de ponerte al día

Ver resumen Ocultar resumen

Primero fueron los niños de Stranger Things los que consiguieron sumar unos cuantos ceros más en sus nóminas y, ahora, llega el turno para los protagonistas de otra de las series estrella de Netflix. Los chicos de Por trece razones, una de las ficciones más potentes de la última temporada, han conseguido renegociar sus contratos aumentando sus salarios.

Ver resumen Ocultar resumen

Acabo de concluir la segunda temporada de The Good Fight y me veo en la obligación de ejercer el apostolado con esta estupenda serie que retrata (entre el espanto y la ternura -con altas dosis de humor-) la paranoia de la era Trump.

Estamos en verano, época propicia para revisar ficciones que guardábamos en el cajón.

Pues eso.

Páginas