Iván Redondo, el analista político de Susanna Griso que hizo ganar a Sánchez (y a Albiol)

Pudo ser una estrella de la televisión como otros politólogos de relumbrón que aterrizaron en los platós y ahora firman autógrafos (Pablo Simón, Lluis Orriols) pero él aspiraba a spin doctor como los que salen en Los idus de marzo y llegar al ala oeste de La Moncloa. Lo ha conseguido.

Hablamos de Ivan Redondo, que analizaba la actualidad política para Susanna Griso en Espejo Público y hoy es jefe de Gabinete de Pedro Sánchez.

Cuenta su perfil oficial en la web de La Moncloa que nació en 1981 en San Sebastián y que se licenció en Humanidades y Comunicación en la Universidad Deusto pero lo que se omite es su importantísimo papel para convertir a Xavier García Albiol en alcalde de Badalona. Iván Redondo fue responsable del diseño de una campaña que escandalizó pues, por primera vez en España, utilizaba un marcado tono xenófobo. Para muestra, ahí va un vídeo con badaloneses mostrando su terror por los inmigrantes y García Albiol al final presentándose como la solución ante tanto libertinaje.

García Albiol ganó en Badalona e Iván Redondo demostró que el fin justifica los medios aunque, muchísimo tiempo después, al líder del PP catalán le siga pasando factura la imagen que ultra con bate de beisbol que impuso su paso por la alcaldía. 

Un asesor del PP

Siguió Iván Redondo trabajando para el PP: con Alicia Sánchez-Camacho en Cataluña, con Antonio Basagoiti en el País Vasco y con José Antonio Monago en Extremadura.

Otra vez logró la victoria (por obra y gracia de los votos de IU en el parlamento extremeño) e Iván Redondo convirtió a Monago en el Barón Rojo. Maniobra astuta que pretendía perpetuar en el poder no al PP (que en un territorio tan del PSOE como Extremadura tiene difícil asentarse en el gobierno) sino a un Monago que quiso presentar como verso suelto, derechista de izquierdas para la región en la que mandó Rodríguez Ibarra durante casi tres decenios.

Pero esta vez la jugada le salió mal porque Monago tenía una amiga en Canarias y se fue a visitarla a cuenta de erario público y la carrera política del político y bombero extremeño se fue a pique.

Iván Redondo volvió a sus análisis en la tele, a sus artículos y, como todo politólogo que se precie, se fascinó por el momento convulso y de pelea real entre viejas y nuevas fuerzas políticas. La actualidad vibraba y él la contemplaba desde su blog y los platós.

ivan-redondo-en-accion

Pero Iván Redondo necesitaba acción y vio a Pedro Sánchez y le sedujo la capacidad de combate y resurrección del líder socialista. Ahí había madera de presidente, se dijo.

Se alió con Pedro Sánchez, le aconsejó, le centró después de su retorno a Ferraz puño en alto y, vía sorpresiva moción de censura, le ha llevado hasta La Moncloa.

Dicen que Guillermo Fernández Vara no le mira con buenos ojos porque fue quien le quitó la presidencia de la Junta de Extremadura. Hay quien no entiende que lo de la asesoría política sea una profesión en la que el profesional pueda prescindir de todo tono ideológico, como si reparara calefacciones o vendiese peines. Y hay quien cree que Iván Redondo es un genio y hay quien opina que no es tan listo como él mismo cree. Pero así es la vida. Nunca gustamos a todo el mundo. En eso reside (también) la diversión de estar viv@s.

ADEMÁS: Los años divertidos de Carmen Calvo

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Cierto es que Kanye West no parece atravesar un momento de especial lucidez y si no, vean su pretensión de presidir los Estados Unidos. Que no es broma porque está dispuesto a presentarse en varios estados restando votos... a no se sabe quién. ¿Sus electores son los de Trump, los de Biden o nadie? El caso es que esta semana ha querido Kanye West llamar la atención y ha colgado en Instagram un post en el que se ve un vídeo donde el artista mea un Grammy.

Sí.

Así de crudo.

Pasen y vean.

Ver resumen Ocultar resumen

Sigue Iker Jiménez desde la parrilla de Cuatro desentrañando los misterios de la pandemia que padecemos. No son pocos los mensajes de quienes se indignan porque creen que no debiera ser un periodista especializado en ovnis y fantasmas quien hablase de una cosa tan seria. Pero bueno. Show must go on. Y resulta que Iker Jiménez ha lanzando un tuit que no sabemos si es lamento, ironía o envidia de su colega Jesús Calleja.

Aunque Iker Jiménez no suele caracterizarse por su humor.

Así que entendemos que va en serio.

Veamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Los equipos de televisión acudieron a Vallecas a preguntar por lo del confinamiento selectivo que el gobierno regional madrileño había sugerido. Se preguntó a los vecinos del barrio y hubo dos vecinas cuya contestación se ha viralizado porque, la verdad, tienen las cosas muy clasras y se explican muy bien.

Vallecas es un barrio obrero de Madrid con conciencia de clase.

Vallecas no quiere que se encierre a los vallecanos.

Porque las altas cifras de infección en el barrio tienen una explicación social y ahí es donde debe incidirse.

Páginas