Irina Shayk odia a Lady Gaga (y son muchas las pruebas)

Irina Shayk odia a Lady Gaga. Y el motivo para hacerlo tiene nombre y apellidos: Bradley Cooper

Al más puro estilo David Bustamante y Alex Casademunt, las dos divas se están enfrentando por el amor de, en este caso, un hombre. Y a pesar de que Lady Gaga se esté hartando de decir que no quiere nada con Bradley Cooper, parece que Irina Shayk, pareja del actor, no lo tiene demasiado claro. 

El último sitio en el que Lady Gaga ha negado la mayor ha sido en el programa de Jimmy Kimmel. El presentador le ha preguntado, muy a su estilo, si estaban enamorados. La cara de Lady Gaga ha sido un meme instantáneo pero no olvidemos que ha estado nominada al Oscar a Mejor Actriz

Al menos eso es lo que piensa Irina Shayk quien, como medida preventiva, ha dejado de seguir a Lady Gaga en redes sociales. No, a la cantante no es que le vaya a doler mucho perder una seguidora, pero es sintomático que la esposa de Bradley Cooper tenga este gesto. 

ADEMÁS: Cuando Lady Gaga no era Lady Gaga

Un gesto que no es el primero de la modelo, quien en la gala de los Oscar optó por sentarse entre Bradley Cooper y Lady Gaga, enfriando mucho el ambiente. De poco le sirvió, viendo cómo fue la interpretación de 'Shallow', para mucha gente, la mejor y más romántica de la historia de los Oscar. 

Tampoco fue demasiado ortodoxa la felicitación de Irina Shayk a Lady Gaga por su Oscar a Mejor Canción. El diario 'The Sun' recoge la interpretación de Judi James, experta en lenguaje corporal, del abrazo entre ambas: "torpe y extraño"

ADEMÁS: Oscar 2019: Los momentazos de una gala que se hizo larga

Y sin salir de los Oscar, tampoco parece que a Irina Shayk le sentara demasiado bien la dedicatoria que Lady Gaga le hizo a su marido. "Bradley, no hay una persona en el mundo que pudiera haber cantado esta canción conmigo excepto tú". Una gala que, para colmo, también contó con la presencia de la madre de Bradley Cooper.

Visto lo visto, la peor noticia que podrían darle ahora mismo a Irina Shayk es que 'Ha nacido una estrella' tenga una secuela. Y ojo, viendo el éxito y la recaudación, no es descartable. 

Al final, las circunstancias van a hacer que Irina Shayk acabe echando de menos a Cristiano Ronaldo. Quién se lo iba a decir. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Se han recrudecido las caceroladas en la calle Núñez de Balboa, sita en el madrileño barrio de Salamanca y epicentro cosmológico para una burguesía que Manuel Longares en su magnífica novela Romanticismo calificaba de "improductiva". Burguesía improductiva quizás pero con ganas de montar bronca debido a que un virus ha matado a muchos españoles y resulta que la culpa es de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El razonamiento puede que parezca de lo más churrigueresco pero si preguntan a su cuñado (o a Pablo Motos) seguro que se lo explica bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Segundas partes nunca fueron buenas, dicen (ahí está la trilogía de El Padrino para desmentirlo), pero enmendar la plana al mismísimo George Orwell resulta de una osadía que sólo Hollywood puede exhibir. Qué caramba.

Páginas