Intenta recrear una escena de '50 Sombras de Grey' y casi muere

Advertencia: Si vas a recrear una escena sexual de '50 Sombras de Grey' que consideres peligrosa, al menos busca alguien que te pueda socorrer en caso necesario. 

Es algo en lo que no pensó una mujer en Tenerife, que casi pierde la vida en el interior de su coche, recreando un momento Anastasia Steele. 

La historia ha sido recogida por el diario 'La Provincia' y presenta a una mujer que, para animar su soledad, decidió atarse con dos bridas al volante de su coche y otras dos al cuello. El resultado fueron lesiones graves en las muñecas y una situación de asfixia que le pudo costar la vida. 

Por suerte para ella, un viandante escuchó un claxon sonar de forma insistente. Al acercarse, vio el panorama: la mujer, atada al volante, estaba dando cabezazos para hacer sonar el claxon. Rápidamente, avisó a la policía que acudió a socorrerla y le retiró las bridas que le impedían hablar. 

ADEMÁS: 10 películas de terror eróticas (porque el miedo puede ser sexy)

Eso sí, hay que reconocer la sinceridad a la mujer. "Quería recrear una escena de '50 Sombras de Grey' y se me fue de las manos. No tengo pareja y estoy sola", argumentó. Estamos hablando del 'vamos que la he liado parda' de 2019. 

Lo que mucha gente se sigue preguntando a estas alturas es, ¿qué tipo de escena quería recrear la mujer? ¿No habría hecho falta un Christian Grey para completarla? Si tenía atadas las manos al volante, ¿cómo iba a ejecutar el asunto? Serán preguntas que se quedarán sin respuesta. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Dejando secuelas a varias generaciones

Páginas