Increpando a Pedro Sánchez al grito de: "Eres de Falcon Crest"

Cuando todo el mundo pensaba que el 'Moderno' que dedicaron los taxistas a Albert Rivera, iba a ser el mejor insulto a un político de la historia, llega un señor de La Rioja y lo supera

En este caso ha sido Pedro Sánchez quien ha tenido el honor de recibir el improperio más absurdo, hilarante e inesperado. 

"A España no la vas a vender. Ni doctor, ni presidente. Eres de Falcon Crest".

A pesar de que el vídeo no es de la mejor calidad, la cara del presidente del Gobierno y su equipo es un WTF de manual. Acostumbrados a insultos del más alto nivel, que te llamen de 'Falcon Crest' suena a broma. Pero, ¿qué motivo tiene la alusión a la mítica serie de los 80?

ADEMÁS: ¿Cómica y feminista? Insultos y desprecios o el día a día de Patricia Sornosa

Pues, según Quequé, "la clave es el Falcon". Sí, Quequé, Ignatius y David Broncano han analizado la jugada en 'La Vida Moderna' y no han dudado en calificar el momento como "la sátira política más demoledora de la historia".

De hecho, David Broncano aplaudió, con la ironía al máximo, a este "riojano tan cuco"

Tras analizar con detenimiento el nuevo insulto de moda en 2019, Quequé quiso recapitular las faltadas mainstream de la campaña política

ADEMÁS: 25 insultos viejunos que deberíamos recuperar

"Tenemos 'moderno', como nuevo insulto, que es perfecto porque es corto, sirve para todo, despista muchísimo. A lo que unimos y animamos a usar 'tú eres de Falcon Crest'"

Fotos y vídeo: Gtres y Cadena SER

Ver resumen Ocultar resumen

El presentador ha mostrado su cabreo en un vídeo de 3 minutos

Ver resumen Ocultar resumen

En los últimos tiempos, Twitter se ha convertido en el punto de encuentro de lo más perverso del ser humano y es habitual salir de mala leche tras dar una vuelta por el Timeline propio

Ahora, entre tanto odio y mal rollo, siempre hay joyitas capaces de alegrar el día a cualquiera

Y es que, quién iba a pensar que este 29 de septiembre, el mundo, o quienes vean este tuit, sabrá que Juan Magán es la versión electrolatina y actual de Orson Welles en Ciudadano Kane

Páginas