El retorno de Sabrina (la de Cosas de brujas)

La fiebre de los remakes sigue funcionando de maravilla en cine y televisión. Ahora, hay remakes y remakes y el que prepara Netflix con 'Sabrina, cosas de brujas' tiene el hype disparado. 

Un hype que se va a multiplicar con el primer adelanto de la serie. Un teaser oscuro y frenético que deja claro que 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' no será tan blanco y familiar como la serie de los 90. Por suerte. 

La serie de Netflix nos presentará un retorno a los orígenes de la bruja, interpretada por Kiernan Shipka, quien en su 16 cumpleaños verá como un demonio le obliga a elegir entre la luz o las tinieblas. De hecho, el póster oficial se va directamente al día del cumpleaños con un 'Happy Birthday, Witch'. 

ADEMÁS: ¿No querías caldo? Netflix renueva 'Insatiable', su serie más polémica

La ficción, que llegará a Netflix el 26 de octubre, está creada por Roberto Aguirre Sacasa ('Riverdale' y 'Glee') y tendrá un consciente y pensado toque oscuro. "Es una historia de iniciación que combina el terror, lo oculto y la brujería". 

Y para quien se lo esté preguntando, sí, Harvey (Ross Lynch) estará en la serie. Como también lo estarán Zelda y Hilda, las tías de Sabrina, interprestadas por Lucy Davis y Miranda Otto. 

Fotos y vídeo: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Pues, en general, todo son celebraciones y bienaventuranzas. Salvo algún troglodita de vieja escuela o polemistas de muy afilado estilete que preguntan si vale de algo sexualizarlo todo y esas cosas.

Ver resumen Ocultar resumen

 

Ni 'El Cuento de la Criada', ni 'Juego de Tronos', ni 'Stranger Things', ni 'This Is Us'. La serie protagonista de la 70ª Gala de los Emmy ha sido una comedia adorable que ha enamorado a todo el que la ha visto: 'La Maravillosa Mrs. Maisel'. 

La serie de Amazon se ha llevado cinco Emmy, todos a los que optaba, distanciando sobradamente al resto de contendientes. La comedia se ha visto favorecida por la atomización de premios, mucho más repartidos de lo esperado. 

Ver resumen Ocultar resumen

Han sido tres horas de gala que, perfectamente, se podían haber despachado en dos. Incluso menos.

Al final, la gala de los 70ª Emmy se ha hecho tediosa y, por momentos, aburrida. Colin Jost y Michael Che han estado muy bien, pero los constantes cortes publicitarios no han ayudado demasiado. Y es que NBC ha metido publicidad como para amortizar la temporada entera

Páginas