Humoristas que en su día tuvieron gracia pero...

Ya lo decía William Shakespeare: "Malgasté el tiempo y ahora el tiempo me malgasta a mí". Cuánta razón en su célebre frase. 

El tiempo pasa para todos y no hay forma de remediarlo. Ahora, otra cosa es que el tiempo pase de la misma forma para todos. Y buena muestra de ello, la tenemos en el humor. 

martes-y-13-arrasaron-en-los-80-y-los-90-pero-no-han-envejecido-muy-bien-

Sí, el humor, como todo en la vida, se va adaptando y actualizando según el contexto y el periodo correspondiente. Y para muestra, los nuevos gurús del humor online, los youtubers. No es que sean mejores o peores, es que son unos recién llegados en esto de la risa. Junto a ellos, han surgido nuevos cómicos y formas de hacer reír a millones de personas

ADEMÁS: 7 personajes legendarios e inolvidables de José Mota

Pero claro, como diría uno de los más grandes humoristas de los últimos tiempos, José Mota, "las gallinas que se van por las que entran". Es decir, si unos vienen, otros tienen que irse. Y es lo que ha pasado. 

Los nuevos tiempos, no sólo han traído renovadas formas de hacer reír a la gente, sino que han jubilado humor de otra época que por antiguo, rancio o cualquier otro motivo, ha quedado obsoleto. Y para muestra, estos botones. 

Señor Barragán

Hubo un tiempo en que el mero "Hola, ¿qué tal cómo estamos?" de Barragán, ponía en pie un auditorio. Un tiempo que pasó y ha dado con este genial humorista en el hemeroteca de TVE. Sus chistes picantes y sus guarradas sin filtro enamoraron a una generación pero las nuevas le han jubilado de forma prematura. 

Manolo Royo

Basta con entrar en su página web, que al menos la tiene, y mirar un estudio sobre audiencias que ha compartido, en el que se ve la aceptación del humorista en cada Comunidad de España... ¡datado en 1999! Está todo dicho. A pesar de todo, sigue en activo, con espectáculos como Destornillante, Manólogos o Tengo el día tonto

Ángel Garó

Y si hablamos de Un, dos, tres, tenemos que hablar de Ángel Garó. Bueno, de Ángel Garó, de Juan de la Cosa, de Chinito Nakatone, de Maruja Jarrón o de Maruchi. Los personajes de Garó arrasaron durante un tiempo pero acabaron por hacerse cansinos y repetitivos. Su última aparición televisiva fue en Alfombra Roja Palace, el programa de José Luis Moreno que duró tres capítulos. ¿Hace falta decir algo más? 

ADEMÁS: Esta broma me ha costado la relación pero, ¿y lo que nos hemos leído?

Cruz y Raya

Hubo un tiempo en que Juan Cruz y José Mota eran los reyes de la comedia española. Bartolo, Juan El Gitano, El Socorrista, Los Jubilados... Sus personajes eran imitados y admirados por grandes y pequeños pero, tras 20 años, decidieron separarse. Si ellos estaban cansados el uno del otro, cómo no estaría el público. Eso sí, José Mora siguió arrasando en solitario. 

Jaimito Borromeo

Este veterano humorista tuvo su auge en los 90, con un humor sencillo, gracias a su personaje sencillo pero la mar de efectivo. Un humor que, como se demostró en Alfombra Roja Palace, no ha envejecido bien que digamos. Es más, Borromeo fue uno de los más señalados del fracaso del programa, por el tono de sus chistes, con olor a nafatlina y encima con acento de niño. Mal. ¿Os habíais olvidado de las guarriridas

Martes y 13

Nos duelo. Nos duele mucho decir esto pero parte del humor de Martes y 13 no ha envejecido nada bien. El dúo humorístico, antes trío, vivió una época sin filtros en la que todo valía. Así, las bicicletas sin sillín PN, el gag de mi marido me pega o el famoso 'Yo soy maricón' serían completamente impensables en la actualidad. Algo hemos avanzado.

Arévalo

Junto a su hermano Bertín, sigue llenando teatros y enamorando a un público cuya media de edad supera los 80 años. Reminiscencias de un humor que arrasó en la época de los casettes, pero que ahora no encaja en sitio alguno. Los chistes de gangosos y de mariquitas que tan famoso le hicieron, ahora le han buscado más de un problema. 

ADEMÁS: El curioso sentido del humor pakistaní que se ha convertido en viral

Bigote Arrocet

Gira Edmundo gira, que decía la canción. Y eso ha hecho Edmundo, girar. En concreto, ha girado de ser un humorista con coletillas pegadizas como su mítico Piticlína ser el marido de, en este caso, María Teresa Campos. De paso, también se ha convertido en estrella de reality donde, sin querer, hace más gracia que en su época de cómico. Humorista no pretendido

Miguel Caiceo

"Yo no tengo ganas de ná, na más que de morirme". Doña Paca, el personaje más reconocido de Miguel Caiceo, se ganó el cariño de toda España durante los 90. Con el paso de los años, tanto una como otro, fueron desapareciendo. Cómo sería la cosa, que Caiceo confesó haber llegado a dormir en la calle. Doña Paca quedó anticuada pero Caiceo sigue en nuetros corazones.

Marianico el Corto

Uno de los mayores exponentes del gañanismo ilustrado, llevó el humor garrulo al extremo. No hay más que ver su uniforme de trabajo para saber de qué palo iba. El maño era una de las caras más reconocibles de No te rías que es peor, cuando alcanzó su pico de máxima popularidad. Hoy en día, es una versión Hacendad de Paco Martínez Soria. 

Félix El Gato

Este humorista era la personificación del cuñado que en reuniones familiares se viene arriba y se pone a contar chistes. De cada diez que cuenta, puedes salvar uno. Pero claro, si los cuentas tirando de acentos estereotipados, antes podías engañar a alguien, hoy en día, no vas a ningún sitio. 

Fotos y vídeo: RTVE, Youtube y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

La nueva compañía producirá contenido para Movistar+, Atresmedia y terceros operadores

Ver resumen Ocultar resumen

Late Motiv y United Unknown han creado este spinoff

Ver resumen Ocultar resumen

Homenaje a una canción que ha resurgido como nuevo himno insurreccional. La casa de papel ha convertido este vieja pieza partisana en fenómeno global. Y, sí, más allá de su belleza musical, es una canción de alto voltaje izquierdista.

Por mucho que Santi Abascal la pinchara en su celebrada sesión de DJ en el antiguo Pachá cuando convocó a la juventud rojigualda a Cañas por España y acudió allí la mismísima Victoria Federica, hermana de Froilán.

Páginas