Historia triste de Gran Hermano: caídos y supervivientes

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Sí, nos referimos a Jorge Berrocal.

Al que descubrimos a través de Instagram en Málaga, colgando en su perfil fotos de Fórmula 1, elogios al Real Madrid, selfies con su pareja y selfies en solitario donde se le ve madurito y muy distante de quien pisase tantos platós e, incluso, fuera un habitual de aquellas Crónicas Marcianas que nos quitaron el sueño a finales de los 90 y primeros años del siglo XXI.

Eso sí, apréciese la poesía del texto que acompaña al post de Instagram que hemos insertado, genio y figura by Jorge Berrocal, aquel soldado que entró en la casa de Guadalix para un ejercicio de entomología que acabó en teatro de la crueldad.

Están quienes sobrevivieron como cualquiera y se cuidan el nivel de colesterol pero también están quienes son como María José Galera, quien fue (precisamente) pareja de Jorge Berrocal, y hace poco acudía a Sálvame, en Telecinco, a declararse arruinada, en la pobreza, sin recursos apenas para subsistir, malviviendo con su hija. Un drama ideal para que Jorge Javier Vázquez y los suyos pudieran lucir su compasión inane antes de pasar a las risotadas que les provocan las novias de Kiko Matamoros o la enésima humillación de Gustavo, el paparazzi que cayó al lado oscuro y exhibió su amor con una ex estrella del porno.

Too much.

Así es el universo Mediaset.

María José Galera, pionera de ese GH1 que vio absolutamente TODO el mundo, foto movida en el Twitter actual.

Pero mucho ha llovido desde aquel 2000 en que se iniciase la primera edición de Gran Hermano y muchísimos personajes han desfilado por Guadalix de la Sierra e, incluso, algunos han muerto violentamente, como le sucedió a Gustavo Fernández, concursante de GH4. Fue arrollado por un tren en la estación palentina de Venta de Baños, cuando cruzaba las vías con su pareja de entonces. Murieron ambos.

gustavo,-gh4

También está el fallecimiento en Argentina de Natacha Jaitt, de GH6, suceso en el que se habla de consumo inmoderado de sustancias tóxicas pero también la sombra de una conspiración porque Natacha denunciaba desde hace un tiempo tramas de prostitución, abuso de menores, etc. 

Tenía una hija y un hijo y sus mensajes no eran precisamente optimistas desde su perfil de Instagram.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Y no sé disimular en la soledad...

Una publicación compartida de Natacha Jaitt (@natjaitt) el

Y luego está la interminable caída de Carlos Navarro (el Yoyas), atrapado en una espiral de escándalo y violencia, presuntos malos tratos a su ex pareja (Fayna, también gran hermana), la estrella de la televisión que pudo haber sido y no fue.

fayna-y-carlos

Carlos Navarro salía en Crónicas Marcianas y desbordaba inteligencia y rapidez verbal; también Jordi Évole trató de llevarle por el buen camino en la primerísima etapa de Salvados, donde el ex concursante charlaba con su habilidad de charlista de barrio y luego Carlos Navarro acabó de candidato en Ciudadanos  a una concejalía de una localidad de Cataluña y ahora, desde su perfil de Facebook, adopta ademán de tipo duro (que siempre lo fue) con barba entrecana.

Cómo pasa el tiempo y, a la vez, parece detenerse en algunos recodos porque Gran Hermano (lo queramos o no) forma parte de nuestra memoria sentimental y nos acordamos de Amor, esa concursante lenguaraz que luego salió en la página de sucesos porque había sido apuñalada a la salida de un pub de Fuerteventura pero hoy día, lejos de los focos hasta nueva orden, disfruta del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria y luego ya veremos.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Amor Romeira (@amorromeira) el

E Ismael Beiro, ganador en la primera edición, y hoy por esos escenarios de Dios de la provincia española, en modo stand up comedy y lo que surja. Hasta que se le rescate en otro reality porque Ismael Beiro ha vivido de reality en reality y de came back en came back pero siempre con una sensación de ir disminuyendo. De ir perdiendo el brillo de ese talento que demostró en Gran Hermano, calculando cómo ganar para después no saber calcular cómo no perder.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ismael Beiro (@ismaelbeiro) el

Luego tenemos a Ania, que sigue de actriz haciendo teatro popular de plaza en plaza, y a Israel (también GH1), feliz y contento y como si no hubiera pasado el tiempo para él.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de isra_pita (@isra_pita) el

Y atención a Palomares, concursante de GH10, extraño personaje que sufrió la amputación de un dedo y corrió al fenecido programa de Telecinco La noria a contarlo todo. Ahora insiste en su carrera de cantante y oírle provoca enorme inquietud.

Ha habido también concursantes de Gran Hermano que han probado suerte en el porno. Entre ellos, Daniel López, que también se asomó a las páginas de sucesos por una presunta agresión a una pareja.

daniel-lopez-de-gh8

Y así podríamos seguir interminablemente y hablar también de Mercedes Milá, devastada por su estrellato televisivo hasta la depresión y ahora resucitada en Movistar, y Jorger Javier Vázquez, haciendo de tripas corazón y haciendo Gran Hermano a pesar de Sálvame, que es lo verdaderamente suyo.

Y el paso del tiempo.

Y eso que llamaron "experimento sociológico" y hoy es un reality que cada vez apuesta por mayores grados de crueldad y que tira de famosos para regenerarse y que en España ha tenido el mayor recorrido de cualquier país civilizado. En el resto del mundo se han cansado de Gran Hermano y aquí no.

Ahí fuera todavía hay jóvenes soñando alcanzar la fama mediante su ingreso cuasipenitenciario en la casa de Guadalix de la Sierra. El futuro. Todas esas cosas.

ADEMÁS: De Ismael Beiro a Sofía Suescun: 16 ganadores de Gran Hermano y sus destinos

Fotos: Gtres, Facebook, Instagram

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

A días del estreno en Guadalix

Ver resumen Ocultar resumen

Vuelve el reaility de los famosos

Ver resumen Ocultar resumen

En First Dates puede hallar el espectador o espectadora grandes encuentros que acaban en catástrofe. Y te echas unas risas, confesémoslo. El dating show de Cuatro funciona en cuanto a audiencia y perplejiza al más pintado porque hay personajes que parecen pura caricatura. Es el caso de un chaval con ínfulas de influencer (valga la cacofonía) y que rechazó a su pretendiente porque cogía el transporte público y no quería hacerse operaciones de estética.

Verlo para creerlo.

Páginas