Hemos visto el documental de Amanda Knox (Netflix) y nos ha cabreado bastante

"O soy una psicópata con piel de cordero, o soy como tú". Esta frase, en el contexto de una serie, puede tener un impacto relativo en el espectador. Si esa misma afirmación la hace alguien acusado de un brutal asesinato, mientras mira fijamente a la cámara, y se dirige directamente a ti, la cosa cambia. 

el-documental-se-lanzo-el-30-de-septiembre,-mismo-dia-que-llego-a-netflix-luke-cage

Así es como arranca Amanda Knox, el espectacular documental que lanzó Netflix el pasado 30 de septiembre, y que viene a confirmar la docuserie basada en asesinatos reales, como el género del momento.

Tras el pelotazo de Making a Murderer (Netflix), The Jinx (HBO) o American Crime Story: The People vs OJ Simpson (FX), parece claro que zombies y dragones deben dejar hueco a la versión seria e hipnótica de Crímenes Imperfectos

steven-avery-abrio-el-camino-de-los-casos-reales-en-netflix-y-tendra-segunda-temporada

Además, en este caso, hemos cambiado a Steven Avery, Robert Durst y OJ Simpson, todos varones rudos y sospechosos, a priori, por una joven y guapa estadounidense de 19 años. Una estudiante cuyo primer año de Erasmus le iba a cambiar la vida para siempre. 

ADEMÁS: De cuando Netflix se cargó a Blockbuster (tras unas épicas calabazas)

Y es que Netflix, en vista del éxito del formato de Making A Murderer, ha repetido la fórmula. Eso sí, ha cambiado los 10 episodios dedicados a Steven Avery, por una sola entrega de 90 minutos. Hora y media en la que, sin citarlo de forma explícita, se posiciona del lado de la presunta asesina. A la postre, protagonista del documental: Amanda Knox. 

Es la propia Amanda Knox quien narra lo ocurrido, quien da detalles, opiniones y quien se emociona recordando el infierno que sufrió. Y lo hace junto a otros implicados en un caso que dio la vuelta al mundo y que la prensa sensacionalista, una policía que se vio sobrepasada y la opinión público, dictó sentencia mucho antes de que lo hiciera la justicia

El caso se remonta al 2 de noviembre de 2007, cuando la joven Meredith Kercher, compañera de piso de Amanda Knox, aparece brutalmente asesinada en su piso de Perugia (Italia). Desnuda, degollada y con 47 heridas de arma blanca, la carnicería es visible en el documental, donde no se ve el cuerpo, pero sí la sangre en la escena del crimen. 

ADEMÁS: Making a Murderer vs The Jinx: los ricos también lloran (pero menos)

Sí, el documental es de lo más explícito. Con imágenes de archivo, van complementando el relato de unos implicados que son colocados, de forma estratégica, como los malos de la película, aunque ellos no lo sepan. 

amanda-y-rafaelle-estaban-juntos,-en-casa-del-italiano,-el-dia-de-los-hechos

Se trata del fiscal Giuliano Mignini y el periodista Nick Pisa. Uno y otro, cada uno a su manera, contribuyen a sellar la suerte de Amanda Knox, incluso antes de se detenida. 

giuliano-mignini,-el-fiscal-de-perugia,-es-uno-de-los-malos-del-caso

El primero, un fan confeso de Sherlock Holmes, es de ese tipo de personas que se cree en posesión de la verdad absoluta. Incluso tiene una escena en la que se le ve fumando en pipa, mientras es felicitado por sus vecinos. Un profesional con un alto concepto de sí mismo, cuya verdad es más conveniente que la verdad y la defiende incluso cuando es imposible hacerlo. 

nick-pisa-elaboro-su-historia-paralela,-en-la-que-atribuyo-todo-tipo-de-barbaridades-a-amanda

Por su parte, Nick Pisa es un periodista del Daily Mail, que por inglés, guapo y elegante, se gana el favor de la policía local, quien le filtra todo tipo de información. El periodista no duda en aprovecharla y crear su propia historia en torno a Amanda.

En las semanas siguienes al asesinato la llegan a acusar de hacer ritos vudús sexuales, de obligar a Raffaele Sollecito, su novio en aquella época, de asesinar a Meredith en un ataque de celos y cosas aún peores. Lo gracioso del asunto es que una vez resuelto el juicio, el propio periodista justifica sus insinuaciones, demostradas falsas, en la necesidad de vender, ser los primeros y evitar perder la exclusiva. 

ADEMÁS: La gran sorpresa de Netflix podría llegar antes de fin de año

¿Se entiende ahora el por qué de nuestro cabreo tras ver el documental, verdad? 

Y es que, Foxy Knoxy, cómo la bautizó la prensa en los días posteriores al incidente, vio como su viaje de estuidos a Perugia, se convertía en un infierno que se ha prolongado durante ocho años. 

la-resolucion-del-juicio-llego-en-2015,-ocho-años-despues-de-los-hechos

Vale que quien haya estado algo atento a la actualidad, recordará la noticia y sabrá cómo termina el asunto. A pesar de ello, preferimos no dar demasiados detalles del final. Hay que verlo. Hay que sentirlo. Hay que sufrirlo. La impotencia del espectador recuerda mucho a la que siente cuando ve los 10 capítulos de Making a Murderer. 

Es más, si alguien termina gritando a la televisión, que sepa que no está solo o sola. Somos muchos los que tuvimos la misma reacción. Y en varias ocasiones. Es un documental para disfrutar por su calidad pero con el que el enfado se prolongará durante días. Con suerte, sólo horas. 

hay-quien-mantiene-que-amanda-es-una-asesina,-diga-lo-que-diga-la-justicia

Lo que queda nuevamente demostrado es que Netflix ha dado en el clavo con esta temática. Es más, ya prepara una segunda entrega de Making a Murderer y, a buen seguro, encontrará nuevos casos con los que enfadar y enganchar, más si cabe, a sus más de 86 millones de usuarios

Fotos: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Esto es América, tal y como cantaba (y exhibía) en su videoclip el artistas Chidish Gambino. Estados Unidos o el racismo institucionalizado, la crueldad como modelo social, la absoluta falta de empatía. Un sistema penitenciario violento, vengativo y corrupto. Todo eso está en Así nos ven, emocionante y doloroso relato del caso de Los Cinco de Central Park

Ver resumen Ocultar resumen

Sí, Donald Trump salió en un capítulo de El principe de Bel-Air, quizás la serie que más cameos de celebridades haya acumulado a lo largo de su historia como fenómeno televisivo.

En realidad, lo de Trump no resulta tan sorprendente. Trump ha salido en la tele y el cine profusamente y hasta en Solo en casa 2 y luego tuvo su propio programa.

De ahí a la Casa Blanca.

Ver resumen Ocultar resumen

Series nuevas que están a la vuelta de la esquina. A finales de agosto ya hay estrenos que van a permitirnos disfrutar del excelente momento de la ficción audiovisual. También hay retornos otoñales (que si The good doctor, que si American Horror Story) pero esta vez nos centramos en novedades absolutas. Y luego está Gran Hermano VIP 7 aunque eso pertenece a otro universo, cada vez más sideralmente alejado.

A lo que vamos.

Páginas