Helmut Kohl explicado a los millennials

Sí, la señora que sale en la foto junto a Helmut Kohl es Angela Merkel allá por el año 2000.

¿Y quién es Helmut Kolh?

Tal vez se lo pregunte algún millennial en su insolente juventud provocando la ira de Antonio Navalón.

Helmut Kohl fue canciller alemán entre 1982 y 1998 pero, sobre todo, fue líder de una Europa en la que (creedlo, jóvenes lectoras y lectores) la gente confiaba. Europa era algo bueno, molaba, no significaba sólo recortes y austeridad y fronteras cerradas sino todo lo contrario: libertad y la posibilidad de moverse de acá para allá sin enseñar el pasaporte, con una nueva moneda en el bolsillo que se llamaba euro y estuvo a punto de llamarse ecu.

Cierto es que Helmut Kohl, tras su apariencia de Buda bonachón, formada parte de la ofensiva conservadora que en los años 80 emprendieron Ronald Reagan y Margaret Thatcher pero como era democristiano tenía mejores maneras.

thatcher-y-helmut-kohl

También fue muy amigo de Felipe González, que en aquella Europa de líderes conservadores representaba a una socialdemocracia a la española con un ímpetu juvenil que debió de gustar mucho al canciller alemán.

El hombre que reunificó Alemania

Uno de los legados indiscutibles de Helmut Kolh es la reunificación de Alemania. Cuando cayó el Muro de Berlín hubo voces que aconsejaron la permanencia de dos Alemanias, la RFA y la RDA y una integración gradual de ambos territorios.

Helmut Kohl optó por reconstruir una Alemania unida y lo hizo en tiempo récord y sin que aconteciese la catástrofe económica que algunos auguraban.

Gorbachov le puso fácil las cosas y luego, hecha la perestroika y disuelto el bloque de países socialistas, el pueblo ruso le dio una patada en el culo y le mandó a dar conferencias por ahí. Putin les gusta más.

gorbachov-y-kohl

El caso es que Helmut Kohl era el cánciller alemán y parecía que jamás iba a dejar de serlo. 16 años en el poder. Hasta que llegó el socialdemócrata Gerhard Schroeder, le ganó las elecciones y aplicó un programa electoral más de derechas que el de la CDU.

Y Helmut Kohl se tuvo que ir a casa y, además, no de buena manera. Se le acusó de financiar ilegalmente al su partido (denuncia que difundió alegremente una Angela Merkel con ganas de sucederle) y su imagen quedó manchada.

adios,-alemania

Y no sólo eso. En su capítulo final, la vida reservó a Helmut Kohl mayores amarguras: su primera esposa se suicidó en 2001 y sus hijos arremetieron contra él duramente, culpándole de modo velado de esa muerte. "Nosotros nunca fuímos su familia, lo fue la CDU" denunciaron.

Helmut Kohl volvió a casarse en 2008 con una colaboradora del partido.

Y ahora, a los 87 años, ha fallecido.

Nació en Renania. Y de aquellos mandatarios que salían en la tele en los 80 era el que parecía más simpático. Thatcher y Reagan, salvo para sus partidarios políticos, tenían algo de supervillanos. Helmut Kohl tenía un aura entrañable. Con sus casi dos metros de altura y ese aspecto de buen alemán capaz de zamparse una docena de salchichas en el desayuno. 

Descanse en paz.

DANIEL SERRANO

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Qué ver esta semana en televisión... 

Ver resumen Ocultar resumen

Una de las consecuencias del 155 puede ser la intervención de TV3, cadena autonómica que, según algunos insignes columnistas, "ha de regresar al orden constitucional". ¿Y cómo se hace que un medio de comunicación vuelva al orden constitucional? Territorio incógnito. Dos palabras estas que también gustan mucho a los escribidores de los medios escritos y que no podíamos menos que utilizar alegremente.

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez se acuerden de María Antonia Trujillo, que fue ministra de Vivienda durante uno de los gobiernos de Zapatero. A lo mejor luego la vieron en 13TV, donde ejerció de tertuliana provocando la estupefacción de sus compañeros de mesa porque muy habitualmente les adelantaba por la (extrema) derecha.

El caso es que a día de hoy su evolución ideológica sigue provocando pasmo a algunos.

Páginas