Guava Island o cuando Rihanna encontró a Childish Gambino

Decían hace unos días en The New York Times que las expectativas con Guava Island (Amazon Prime) eran "naturalmente increíbles". Pues bien, una vez visto el resultado, estas expectativas se cumplen. Rihanna, Donald Glover (o Childish Gambino, como ustedes prefieran) y el director Hiro Murai suman fuerzas en esta historia musical, en formato de mini película (no llega a los 60 minutos de duración) y estrenada, recientemente, en el festival de Coachella.

Historia atrevida y llena de crítica social (contada, cómo no, con una banda sonora de infarto) que hace que Glover se convierta en Deni Maroon, guitarrista e isleño (la cinta se grabó en secreto en Cuba) que muestra lo difícil que resulta vivir (y sobrevivir) en un lugar paradisíaco del que no puede disfrutar ya que es una pieza más de un engranaje económico de explotación.

Junto a él, Kofi, su novia y personaje interpretado por Rihanna que trabaja en una fábrica textil y que se ve sometida a diario por un jefe tirano. Situación que empieza a cambiar cuando, de repente, ella y sus compañeras de fábrica escuchan de fondo una canción (interpretada por el personaje de Donald Glover) que les hace ponerse en pie y luchar contra las diferencias de clases.

childish-gambino-en-guava-island

Totalmente recomendable

Una cinta que se ha convertido en todo un soplo de aire fresco y un nuevo acierto del matrimonio (profesional) entre Glover y Murai. El asiático, director de algunos de los capítulos de la exitosa serie Atlanta y del videoclip de This is America, vuelve a la carga con su actor favorito y lo hace acompañado de una Rihanna en estado de gracia que, gracias a su música, demuestra que ella, con el cine, también puede.

rihanna-en-guava-island

Una historia, Guava Island, que cuenta con un arranque en formato de animación y que, además, cuenta con la duración justa y necesaria para ser devorada y, después, quedarse con un buen sabor de boca.

donald-glover-y-rihanna-en-guava-island

Ya sea por su música o por su fotografía (maravillosa, por cierto) Guava Island es totalmente recomendable y de lo mejorcito que hemos visto últimamente en la pequeña pantalla.

ADEMÁS: Hey, chicas, tenemos que hablar del estilazo de Donald Glover

Fotos: Guava Island (Amazon Prime) y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Si perteneces a la generación millennial, no sabrás de quién te hablamos. Así son las cosas. Pero cuando los dinosaurios dominaban la tierra, allá por los 80, Chevy Chase era uno de los astros más fulgurantes de la comedia estadounidense y compartía podio con Richard Prior, John Candy y Gene Wilder.

Comenzó, como tantos cómicos norteamericanos, en Saturday Night Live, el incombustible espacio de humor que sigue (a día de hoy) aportando talento al show bussines mundial.

Ver resumen Ocultar resumen

En el documental OJ: Made in America (sobre el muy controvertido proceso a O.J. Simpson por el asesinato de su ex esposa -que acabó en sorprendente absolución-) alguien dice: "Todo en EE.UU. tiene que ver con la raza". Los disturbios han vuelto a las calles a raiz de la enésima muerte violenta de un afroamericano a manos de la policía. Trump echa gasolina al fuego.  

Hollywood, desde sus orígenes, ha exhibido el problema racial de EE.UU. en diferentes formas.

Ver resumen Ocultar resumen

Juan Carlos Girauta está de plena actualidad aunque no tanto por sus análisis políticos sino por sus estallidos de ira en los que recurre a expresiones (ejem) malsonantes, heteropatriarcales y cutres en una persona humana que pretende convencer al prójimo o prójima. Hablamos, claro, del celebérrimo tuit de Girauta.

¿Qué tuit?

¿En serio nos lo preguntan?

Vale, vale, lo recuperamos por si no hubieran tenido noticia de tal acontecimiento.

Páginas