Grace Jones, Citroën CX2 y el anuncio más cool de los 80

Para quienes no conozcan a Grace Jones, basta con recordar una anécdota. Durante el rodaje de 'Conan, el Destructor' (1984), película en la que interpretaba a la guerrera Zula, el propio Arnold Schwarzenegger se quejó del exceso de agresividad de la actriz durante el rodaje. 

Sí, un culturista proclamado siete veces Mister Olympia, llegó a temer por su integridad cuando compartió set de rodaje con esta polifacética artista. 

Así era Grace Jones. Un torbellino que arrasaba por donde pasaba. Y durante toda su vida, ahora tiene 69 años, ha pasado por muchos sitios. Cantante, compositora, supermodelo, productora y actriz, esta jamaicana fue, durante la década de los 80, un icono de moda, modernidad y ruptura con lo establecido

Y en los 80 protagonizó este estupendo y (todavía hoy) modernísimo spot publicitario dirigido por Jean-Paul Goude, actualmente nuevo artistic advisor de Desigual.

ADEMÁS: El bolso más buscado esconde un secreto inesperado

Grace Jones se atrevía con todo y sabía dar a cada uno de sus trabajos su toque personal. Esto es lo que vio Citroën en ella, para contratarla como imagen del que iba a ser su lanzamiento más esperado de 1985. 

El Citroën CX era uno de los modelos estrella de la casa francesa. No obstante, presentado en 1974, su diseño estaba quedando algo anticuado. Por tal motivo, decidieron darle un lavado de cara en forma de rediseño, especialmente en el exterio. Para ello, contaron con Carl Olsen, uno de los diseñadores más destacados del sector

Obviamente, no era suficiente con la actualización del modelo, había que venderlo. Y si querían vender una imagen moderna y salvaje de su Citroën CX, no había nadie mejor que Grace Jones. Dicho y hecho. La artista jamaicana se apuntaba a un bombardeo y no se pudo resistir a lo que le propuso la firma francesa. 

 

The world premiere of 'Grace Jones: Bloodlight & Bami' @tiff_net

Una publicación compartida de Grace Jones (@gracejonesofficial) el

ADEMÁS: Machistas, racistas y mucho peor. Así eran los anuncios de comida en el pasado

Un anuncio a su medida. Para su lucimiento. Una cabeza suya gigante, de la que aparece el coche en cuestión, con ella al volante, conduciendo en un desierto, al más puro estilo Mad Max. Grace Jones en estado puro. 

Ni que decir tiene que el Citroën CX modificado arrasó en ventas. Lo hizo hasta que en 1991 dejó de ser producido, tras vender más de un millón de unidades. Cada vez que alguien se cruzaba con uno, miraba a ver si era Grace Jones quien conducía, esperando que le hiciera el famoso grito del anuncio. Nadie tuvo esa suerte. 

 

Performing at @AnnabelsMayfair on Tuesday night! #AStringOfNakedLightbulbs #Annabels #London

Una publicación compartida de Grace Jones (@gracejonesofficial) el

ADEMÁS: ¿Qué hace Ignatius Farray en las Apple Store de todo el mundo?

La única pega que podemos ponerle a este anuncio, es que faltaba Ignatius Farray a su lado, haciendo su grito sordo al compás de Grace Jones. ¿El problema? Que por aquel entonces, el cómico tenía 12 años. Una pena porque habría hecho que el anuncio pasara de perfecto a legendario.

Fotos y vídeo: iMDb y Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Se han recrudecido las caceroladas en la calle Núñez de Balboa, sita en el madrileño barrio de Salamanca y epicentro cosmológico para una burguesía que Manuel Longares en su magnífica novela Romanticismo calificaba de "improductiva". Burguesía improductiva quizás pero con ganas de montar bronca debido a que un virus ha matado a muchos españoles y resulta que la culpa es de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El razonamiento puede que parezca de lo más churrigueresco pero si preguntan a su cuñado (o a Pablo Motos) seguro que se lo explica bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Segundas partes nunca fueron buenas, dicen (ahí está la trilogía de El Padrino para desmentirlo), pero enmendar la plana al mismísimo George Orwell resulta de una osadía que sólo Hollywood puede exhibir. Qué caramba.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas