Goya 2020: lágrimas, ovación y récord (interruptus) para Benedicta Sánchez

La XXXIV gala de los Premios Goya no pudo comenzar más en alto. 

El Goya a Actriz Revelación fue para una debutante veterana como Benedicta Sánchez, por 'Lo que Arde'. Una debutante de 84 años que se ha convertido en la persona con mayor edad en ganar un Goya. 

Superaba así a todo un mito como Rafaela Aparicio, quien se lo llevó a con 83 años, allá por 1989, con 'El Mar y el Tiempo'. Curiosamente, poco más de dos horas después, Julieta Serrano le ha arrebatado el récord, tras llevarse su Goya a Mejor Actriz de Reparto por 'Dolor y Gloria' con 87 años. 

Y sí, se ha notado que Benedicta Sánchez era favorita para ganar el Goya, en primer lugar, en sus tres rivales: Pilar Gómez ('Adiós'), Carmen Arrufat ('La Inocencia') y Ainhoa Santamaría ('Mientras dure la guerra'), quienes se han alegrado sinceramente por su compañera. 

ADEMÁS: Goya 2020: La alfombra roja

También lo ha hecho un Estadio Martín Carpena abarrotado, en el que las 2.700 personas allí reunidas se han levantado para dar la ovación de la noche a una nueva estrella que aún tenía que brillar sobre el escenario. Allí le esperaban Anna Castillo y Eva Llorach con su cabezón. 

Las dos actrices le han ayudado a subir al escenario y allí, Benedicta Sánchez, ha sabido templar los nervios, dar las gracias oportunas, incluso permitirse bromear sobre si se podía ir ya, tras algo más de cuatro minutos de discurso. Pero aún faltaba el mensaje a los suyos. Un mensaje con dardo a su hija y a sus nietos: "No os olvidéis de la yaya"

Qué menos, ahora que además tiene un cabezón en casa. 

Fotos: Premios Goya

Ver resumen Ocultar resumen

El escritor tiene claro cuál es el suyo, aunque valora mucho al segundo en su lista

Ver resumen Ocultar resumen

El sexo en Hollywood está demodé. Es un hecho. Quien quiere ver sexo en cualquiera de sus variantes, tiene millones de formas de encontrarlo en Internet.

Así las cosas, a la hora de rodar una escena subida de tono en una película, tienes dos opciones. O bien la afrontas de una forma original, que sea completamente distinta a lo visto hasta ahora y pasas a la historia de Hollywood. Véase 9 Semanas y Media o Crash. O bien, optas por dar a la escena de turno el tono chanante que la mayoría de directores no se atreven a dar. 

Páginas