Expulsado del Supervivientes americano tras varias denuncias de acoso sexual

La cadena norteamericana CBS ha decidido expulsar a uno de sus concursantes de Survivor (la versión estadounidense de Supervivientes) tras recibir varias denuncias por un presunto delito de acoso sexual hacia otras dos concursantes.

Tal y como informaba el presentador del reality americano, Jeff Probst, la expulsión del concursante Dan Spilo se debe a "un incidente" que ocurría "fuera de cámaras" y que estaría relacionado con tocamientos inapropiados realizados a dos compañeras, tal y como publican varios medios estadounidenses, por dicho sujeto.

"No va a volver al campamento y no formará parte del jurado", comunicaba el presentador de Survivor. "Está fuera".

Denuncia de dos concursantes de Survivor

A finales del mes de noviembre de 2019, tal y como publicaba People, dos concursantes del reality, Kellee Kim y Missy Byrd, denunciaron públicamente que Spilo les había tocado de manera inapropiada y sin su consentimiento. Una serie de tocamientos que, según las denunciantes, habrían sido grabadas por las cámaras de la CBS.

Tras la denuncia, el concursante pidió disculpas por si "alguien se ha sentido incómodo por algo que he hecho" asegurando sentirse "horrorizado" por ello.

"Los productores del programa han hablado, fuera de cámaras, con todos los concursantes, tanto con el grupo como con ellos de manera individual, para escuchar y aconsejar sobre los límites apropiados", aseguraba, entonces, la cadena CBS a través de un comunicado. 

"En Survivor, se le ofrece a los náufragos un lugar amplio en el que jugar y, al mismo tiempo, todos ellos son seguidos y supervisados en todo momento. Tienen pleno acceso tanto a la producción como al equipo médico. Y la producción intervendrá en situaciones justificadas".

ADEMÁS: Fuga de anunciantes en GHVIP por el caso Carlota Prado

Fotos: Gtres, Twitter y CBS

Ver resumen Ocultar resumen

La conocida censura parental de VOX sigue llenando horas y horas de tertulias políticas. Lo hace también en Twitter (los que apuestan por el sí y los que lo hacen por el no hacia el veto parental del partido de ultraderecha protagonizan más de un intenso debate tuitero) y hay quien, incluso, va más allá pidiendo una nueva censura parental, en este caso, no para los padres, sino para los hijos.

Páginas