'Estoy vivo' o la serie con la que recuperamos la confianza en TVE

Sí, sabemos lo que estáis pensado. ¿Qué pasa con El Ministerio del Tiempo? Pues pasa que es una pedazo de serie tremenda, que ha revolucionado a TVE y que ojalá dure muchos años. Y sí, con ella recuperamos la confianza en TVE, pero viendo cómo la ha tratado, no tardamos demasiado en perderla. Estoy vivo es una deliciosa rara avis que, si todo va bien, ha venido para quedarse. 

Partimos de una premisa sencilla. Tener a Roberto Álamo de protagonista, y cargártelo a los 5 minutos, es de tenerlos muy bien puestos. Y eso es Estoy vivo, una serie con arrestos, valentía y, por fin, algo diferente: ciencia ficción. 

En los últimos tiempos, lo más fantástico que se emitía en TVE eran los Telediarios. Este jueves, la pública se ha lanzado a una piscina que no sabía ni que existía, y el triple tirabuzón le ha salido perfecto. No había más que echar un ojo a Twitter para ver que la serie funciona, engancha y tiene cuerda, al menos, para dar una temporada de notable alto. 

ADEMÁS: La inesperada confesión de Carme Chaparro

Y la tiene, en gran parte, gracias a dos actorazos como Javier Gutiérrez y Alejo Sauras. El primero, el inspector de Policía Manuel Márquez, es la reencarnación del inspecto Vargas (Roberto Álamo), asesinado cinco años antes y devuelto a la vida en una suerte de purgatorio llamado El Tránsito. 

Precisamente Alejo Sauras es el enlace de Márquez con ese purgatorio. Un enlace que da el punto simpático y humorístico a la serie. Y lo hace con la cara de ángel travieso del actor, cuya mejora interpretativa desde Los Serrano es más que notable.

Por cierto, para el anecdotario, hemos contado hasta cuatro actores de la mítica serie de Telecinco sólo en el piloto. Los dos protagonistas, además de Julia Gutiérrez Caba y Goizalde Núñez. Dos personajes más y podemos llamarlo, oficialmente, spinoff.

Volviendo a la trama, Márquez/Vargas vuelve a la vida, cinco años después de morir, como inspector de policía en la misma comisaría que trabajaba cuando tenía su anterior cuerpo. La sorpresa mayúscula viene cuando su hija, Susana Vargas (Anna Castillo), sea asignada como compañera. 

No terminan ahí las sorpresas. Otra, negativa, será descubrir que Santos (Fele Martínez), el compañero que le dejó tirado por una partida de póker la noche que murió, es ahora el comisario. 

ADEMÁS: Las nuevas series españolas de la temporada 2017

Lo mejor del piloto, además del perfecto bromance Sauras/Gutiérrez, es ver un capítulo de muchos quilates. Adrenalina, drama, thriller, comedia... 69 minutos de episodio que se pasan volando y eso siempre es buena señal. 

No sólo eso. Tras una presentación más que correcta de la trama y los personajes, el final del capítulo se cierra dando a conocer la verdadera trama de la temporada. El asesino en serie que mató a Vargas, y que se ahogó con él, también ha vuelto a la vida. Y todo apunta a que lo ha hecho como Márquez, con la capacidad de Lobezno para regenerarse. 

Si a esto le sumamos los sentimientos encontrados del protagonista con su familia o el hecho de que vaya compartir piso con su enlace, los cimientos en los que se apoya la serie no pueden estar mejor asentados. Habrá que ver si aguantan toda la temporada. 

ADEMÁS: El prime time en España es un insulto a los espectadores. ¿Cómo es en otros países?

El único gran problema que le seguimos viendo a Estoy Vivo es el que vemos a todo lo que pretenda echar TVE de lunes a jueves: el horario. Es indignante que la serie estrella de una cadena pública comience a las 22:50 horas. Ya no entramos en que Javier Cárdenas sea el telonero, sino en que cada capítulo va a terminar a medianoche, con el lastre de audiencia que eso va a suponer a una TVE que no anda sobrada de ella. 

Quitando este pequeño gran problema, sólo podemos decir que Estoy vivo es la serie más sorprendente que hemos visto en TVE en muchos años. Con permiso de El Ministerio del Tiempo. Oficialmente enganchados. 

Fotos y vídeo: RTVE

Ver resumen Ocultar resumen

Ella será la elegida: Adriana Ugarte ficha por Netflix. La protagonista de El tiempo entre costuras (Antena 3) será la protagonista de la nueva serie que prepara la conocida plataforma de streaming en España. Ficción que ya tiene nombre, Hache, y que se basará en una historia de tráfico de heroína en la Barcelona de los años 60.

Páginas