Esto opina la crítica sobre 'Dolor y gloria', la nueva peli de Almodóvar

Todo lo que crea Almodóvar produce una expectación incalculable. La máquina "almodovariana" comienza a producir comentarios casi antes de que el director empiece a rodar. Y eso es muy bueno, pero también puede ser malo.

Cierto es que abundan más las críticas favorables. Pero para las malas siempre está Carlos Boyero: "Veo tres cuartas partes de la película como si viera llover o crecer las plantas". Es solo una de las frases que ha dedicado el crítico de cine a la nueva película del director manchego. Era de esperar.

Pero a lo que vamos. A ver qué ha dicho ya la crítica (no sólo Boyero) sobre Dolor y gloria, cuyos elementos argumentales son los siguientes: un director de cine frustrado por la ausencia de inspiración como protagonista, coqueteos con las drogas, la Movida madrileña y un pueblo de estilo machego en medio de todo. 

El largo enfrentamiento Almodóvar-Boyero

Todo el mundo sabe que Carlos Boyero no profesa demasiada admiración hacía el último Pedro Almodóvar. Y al parecer es algo mútuo. El crítico de cine dedicó frases como "no logra transmitirme nada", de Julieta o "es una de las películas más tontas que he visto en mucho tiempo" acerca de Los amantes pasajeros

Y no iba a ser menos con Dolor y gloria

Es verdad que ha sido más benévolo que en otras ocasiones: "El final es brillante. Hay algo que me gusta, lo que no quiere decir todo", comentó Carlos Boyero a Carles Francino en la cadena SER.

pedro-almdovar-en-el-estreno-de-dolor-y-gloria

Pero en seguida matiza: "Me conmovió sólo un par de veces". Sólo un par de veces. Atención.

También, Carlos Boyero ha hecho referencia en tono crítica a la aparición de Rosalía: "No podía faltar la chica de moda en la película de Almodóvar".

Otras frases reveladoras de lo que le ha parecido a Boyero la película son las siguientes:

"Tengo la sensación, cada vez que estrena este señor, de que fuera la Anunciación de la Virgen María".

"No conecto lo más mínimo".

"El personaje y su mundo me provocan indiferencia".

Veredicto (según Boyero): culpable de hacer una mala película.

El resto, buenas críticas

Por lo general, Boyero es la excepción cuando nos referimos a críticas de películas firmadas por Almodóvar. Abundan más las buenas que las malas.

En el caso de El Mundo, Luis Martínez cataloga Dolor y gloria como "la película perfecta". Y sentencia de nuevo al final de su crítica: "Cine febril. Cine perfecto. Cine sin tiempo". 

penelope-cruz-en-la-grabacion-de-dolor-y-gloria

Quim Torres en el Periódico le otorga cinco estrellas. Y alaba el trabajo del director: "Nadie como él para filmar con tanta sensibilidad los primeros brotes del deseo y el reencuentro con un amor perdido".

En la cadena SER también hay espacio para elogiar al director. Pepa Blanes escribe: "Ha vuelto a su irreverencia, a su elevación artística y a conectar de nuevo con la realidad, después de trabajos anteriores que le habían llevado a otros caminos". Y cómo no, tampoco olvida la famosa estética Almodóvar, que califica de "brillante".

Buena o mala, lo que está claro es que Almodóvar ha vuelto a lograr que todos queramos ir al cine. ¿O no?

Seguiremos informando.

ADEMÁS: ¿Qué tal se llevan Almodóvar y Netflix?

Fotos: Gtres

Aurora Fernández García

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 1981 y todavía estaba bien visto entre la intelectualidad y la gente de la cultura y las artes militar en el Partido Comunista de España. Las verbenas del PCE seguirían por mucho tiempo siendo las mejores (con su olor a chorizo a la parrilla, sus conciertos de Paco Ibáñez y sus estupendos mojitos cubanos) pero más allá de la Casa de Campo en septiembre lo del marxismo-leninismo dejó de funcionar y la gente, qué se le va a hacer, mudó al PSOE al ver los dibujos tan bonitos de José Ramón. 

Ver resumen Ocultar resumen

Paradise Hills es la ópera prima de Alice Waddington. Una película distópica de fantasía en la que detrás de una victoriana y perfecta fachada se econde un oscuro secreto. Y es que aunque las rosas sean unas flores preciosas tienen espinas. 

Estamos ante un largometraje en el que todo está meticulosamente pensado y posee una composición visual y estética que cautiva desde el primer minuto. 

Ver resumen Ocultar resumen

La película número 50 de Woody Allen se estrena en Europa mientras el director sigue censurado en Estados Unidos.  Aunque, paradójicamente, esta vez la postal es muy (norte)americana. Como hizo en el pasado, Woodyy Allen retrata estlizadamente su querido Manhattan bajo los encantos de un tiempo caprichoso. 

Tan caprichoso como su personaje principal, Gatsby, un joven de familia aristocrática que estudia en una gran escuela de niños bien y a quien sólo le motiva en esta vida el póker y los encantos de un pasado olvidado. 

Páginas