Acusan a 'Parásitos' de ser un plagio de una producción de Bollywood

Como sucede casi siempre con una película exitosa, hay quien busca la trampa o el truco como si fuera un espectáculo de magia. Sucedió con La forma del agua y ahora con Parásitos. Acusación: plagio.

P.L. Thenappam, productor de Bollywood, está pensando en emprender acciones legales contra los realizadores de Parásitos alegando plagio de su película Minsara Kanna (1999). Thenappan se encuentra discutiendo con sus abogados una demanda, según India Today: "Estoy en conversaciones con abogados internacionales y contemplando presentar un caso contra los creadores de 'Parásitos' próximamente".

Respecto al filme de Bong Joon Ho, Thenappan también ha declarado en esa entrevista a India Today: "Ví la película surcoreana 'Parásitos' y siento que le han robado la esencia a Minsara Kanna".

Ante esto se preguntarán ustedes: ¿de qué va Minsara Kanna?

Bien, pues la trama principal de esta consiste en el romance entre una mujer y un hombre, pero la cosa no acaba ahí. La protagonista viene de una familia adinerada y el protagonista de una clase social más baja. Para lograr la aceptación de este amor casi imposible, la familia de él maquina un plan para que se infliltre en el día a día de la familia de ella y ser finalmente admitido. Un drama romántico en toda regla.

Si quieren echarle un vistazo a esta película, la tienen en YouTube colgada enterita. Aquí está:

Recordamos también de qué va Parásitos, una comedia negra mezclada con suspense y misterio. Como base tenemos la familia Kim, una familia pobre cuyo hijo comienza a dar clases particulares en la casa de la familia Park, la cual goza de una alta situación económica, a partir de esto todo cambia.

Una cinta social y una amorosa.

Con una atmósfera muy particular, con una dirección artística muy acentuada y poco cercana a los estándares de las producciones bollywoodienses.

¿Qué es lo que lleva a pensar en el plagio o copia en este caso?

Ambas películas están enfocadas desde el género dramático y tratan los dos extremos de las clases sociales, eso es cierto, pero el objetivo de cada una es claramente distinto. Por un lado, Parásitos es una crítica a la sociedad de Corea del Sur, y por el otro, Minsara Kanna no es más que una historia de amor sin mayores pretensiones.

park-so-dam,-song-kang-ho-y-woo-sik-choi-en-'parasitos'

A menudo suceden, al igual que en el mundo de la música, estas similitudes entre unas películas y otras. Es lo normal, los temas, queramos o no, son infinitos pero siempre pueden darse casualidades y ver que dos, tres o incluso cuatro películas tengan tramas mínimamente parecidas. 

El caso de Minsara Kanna Parásitos es una de esas casualidades. ¿La base argumental es parecida? La respuesta es sí, pero estamos ante géneros cinematográficos totalmente dispares y un desarrollo de la línea dramática bastante diferente.

Tras los cuatro galardones que se llevó Parásitos en la ceremonia de los Oscar, entre ellos a Mejor Película y Mejor Guion Original, la cinta ha sido comercializada vía blu-ray y cada día más espectadores acuden al cine para ver la obra maestra coerana.

En 1999 se estrenó en salas El sexto sentido, y a Amenábar se le saltaban las lágrimas al ver que la película que estaba preparando, Los otros, era tan parecida por no decir idéntica. Puede que a este nivel no, pero en pleno 2020 está ocurriendo algo similar. Veremos que pasa.

OLIVIA BRAVO

ADEMÁS: Los estrenos de Hollywood más esperados de 2020

Ver resumen Ocultar resumen

El escritor tiene claro cuál es el suyo, aunque valora mucho al segundo en su lista

Ver resumen Ocultar resumen

El sexo en Hollywood está demodé. Es un hecho. Quien quiere ver sexo en cualquiera de sus variantes, tiene millones de formas de encontrarlo en Internet.

Así las cosas, a la hora de rodar una escena subida de tono en una película, tienes dos opciones. O bien la afrontas de una forma original, que sea completamente distinta a lo visto hasta ahora y pasas a la historia de Hollywood. Véase 9 Semanas y Media o Crash. O bien, optas por dar a la escena de turno el tono chanante que la mayoría de directores no se atreven a dar. 

Páginas