Encuentran muerto al joven actor Jackson Odell (20 años)

Una muerte más en Hollywood. Una nueva y prometedora carrera que se ve truncada, esta vez, con tan sólo 20 años. 

El joven actor Jackson Odell ha sido encontrado sin vida en su domicilio del Valle de San Fernando. El cuerpo fue hallado el pasado 8 de junio, y todavía no se ha hecho pública la causa de la muerte, tal y como apunta 'Variety'. 

No obstante, las autoridades no parecen estudiar la vía del homicidio o que haya implicación de algún asunto oscuro o complicado.

ADEMÁS: 21 actores que están muertos y (tal vez) no lo sabías

Conocido por su papel como Ari Caldwell en la famosa comedia de ABC 'The Goldbergs', Jackson Odell era uno de los jóvenes talentos con más presente y futuro en Hollywood. 

Desde los 12 años llevaba el joven Jackson Odell trabajando en televisión. Series como 'Modern Family', 'iCarly' o 'The Fosters' ya habían contado con él en varios episodios. 

ADEMÁS: Elvis está vivo y otras 10 leyendas sobre famosos muertos (o quizás no)

Además, el joven intérprete no sólo se dedicaba a lo actoral, pues también era compositor. De hecho, como recoge 'Variety', había compuesto casi toda la banda sonora de la película 'Forever My Girl', estrenada a principios de 2018. Banda sonora que fue interpretada por Lauren Alaina, ganadora de 'American Idol'

Una de sus mejores amigas, Ariel Winter (Alex Dunphy), a quien conoció en el rodaje de 'Modern Family', se ha mostrado absolutamente devastada con la noticia. 

Fotos: ABC

Ver resumen Ocultar resumen

Llega el verano y es hora de ponerte al día

Ver resumen Ocultar resumen

Primero fueron los niños de Stranger Things los que consiguieron sumar unos cuantos ceros más en sus nóminas y, ahora, llega el turno para los protagonistas de otra de las series estrella de Netflix. Los chicos de Por trece razones, una de las ficciones más potentes de la última temporada, han conseguido renegociar sus contratos aumentando sus salarios.

Ver resumen Ocultar resumen

Acabo de concluir la segunda temporada de The Good Fight y me veo en la obligación de ejercer el apostolado con esta estupenda serie que retrata (entre el espanto y la ternura -con altas dosis de humor-) la paranoia de la era Trump.

Estamos en verano, época propicia para revisar ficciones que guardábamos en el cajón.

Pues eso.

Páginas