El zasca de Thais Villas a Íñigo Méndez de Vigo por 'cuestiones laborales'

Ha vuelto El Intermedio y, con él, el azote de los políticos a pie de Congreso de los Diputados: Thais Villas. La popular reportera del programa de La Sexta ha cargado las pilas este verano, y no ha tardado ni dos días en dejar su primera perla de la temporada.

Lo ha hecho, ni más ni menos, que con Íñigo Méndez de Vigo. La reportera estaba preguntando al ministro de Educación, Cultura y Deportes por sus vacaciones y, viendo el tono de la entrevista, se notaba que el político también había descansado lo suyo. Es lo que tienen dos meses de asueto. 

Pero todo cambió en el momento de despedir la entrevista. 

El ministro, visiblemente incómodo tras ser preguntado por su atuendo playero, decidía poner fin a la conversación, y no de la forma más elegante. Su "muchas gracias, me voy a trabajar, ¿eh?" dejó a Thais Villas con la palabra en la boca y el gesto torcido. Por suerte para el espectador, la reportera cuenta con una agilidad mental digna de alabar. 

ADEMÁS: La confesión inesperada de Carme Chaparro

Su reacción ante la despedida 'cuñadil' del ministro, fue absolutamente magistral. "¡Yo también, ¿eh?! ¿Qué se cree que estoy haciendo yo aquí? ¿Veraneando?". Tremendo. Y eso nada más empezar el curso político y televisivo. ¿Alguien duda que esta relación Méndez de Vigo/Villas nos va a dejar momentos memorables en los próximos meses? 

Deseando ver la segunda parte de este 'Despedidas tensas' entre ministro y reportera. De momento, Thais Villas 1 - Íñigo Méndez de Vigo 0. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

"Mira, te comento..."

Ver resumen Ocultar resumen

Compartido y viralizado por Chrissy Teigen

Ver resumen Ocultar resumen

Que el cambio de canal le ha sentado de maravilla a Pasapalabra, es un hecho. 

Que a Roberto Leal le sienta de maravilla el formato, no así el juntarse con infectados de coronavirus, también lo es. 

Ahora, lo que también es innegable es que los responsables del público son auténticos agentes del caos que alucinaron con el Joker de Joaquin Phoenix. De no ser así, no se entiende el aspecto de psicópatas que tienen los espectadores que acuden al plató, con las mascarillas que les han dado. 

Páginas