El vídeo viral de dos ancianos en un parque que emocionó a Jordi Évole

Si usted es de los que aún no ha visto el vídeo a través de las redes sociales, párese un momento y dele al play porque merece la pena. Los protagonistas del mismo, dos ancianos, con ganas de recordar tiempos pasados en los que se columpiaban en los parques y siendo la suya una de las estampas más bonitas del momento.

En el vídeo él empuja el columpio con la ayuda de su bastón. Ella, aunque no se la ve, sonríe cual niña. Un vídeo que se ha convertido en viral (más de 90.000 me gusta lleva ya cosechados) y que ha emocionado al mismísimo Jordi Évole.

He aquí el mini vídeo (de quince segundos) que ha compartido el presentador de laSexta. Disfruten.

Y Twitter lloró después de ver el vídeo

Unas imágenes que hablan por sí solas y que no necesitan más palabras para decorarlo. Porque la vida puede ser maravillosa, que decía aquel, y para muestra, los comentarios que algunos tuiteros dejaban en las redes sociales tras ver el vídeo:

ADEMÁS: 10 momentos de mucho llorar vistos en Anatomía de Grey

Fotos y Vídeo: Twitter y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Las cuestiones técnicas son difíciles de discutir y, claro, pasa lo que pasa. Están los expertos (epimediólogos, médicos, etc) y está la tertulianía cuya experticidad le sale de muy dentro. Ahí tenemos, por ejemplo, a Javier Negre, capaz de opinar sobre pandemias, la avispa asesina venida de Asia y las intimidades de alcoba de Alfonso Merlos.

Ver resumen Ocultar resumen

El propio periodista así lo ha confirmado

Ver resumen Ocultar resumen

Marcos de Quinto anda sobradísimo en Twitter y lo mismo lanza una advertencia a su propio partido para que no colabore con el Gobierno que sale en defensa de los ultras que se manifiestan por las calles del madrileño barrio de Salamanca o dedica al mismísimo vicepresidente un "payaso" impropio de un señor que fue mandamás en Coca Cola y se nos vendió como empresario ejemplar. Si así es un empresario ejemplar, no queremos saber cómo serán los no ejemplares.

Sea como fuere.

Páginas