El vídeo de la "agresión" a Inda que desmontó Marta Flich en Todo es mentira

Todo ocurría este viernes 18 de enero enterándose la audiencia al abrir Ana Rosa Quintana su mesa de debate en El Programa de Ana Rosa (Telecinco). Según denunciaba el periodista Eduardo Inda, al parecer había sido agredido en las inmediaciones de Mediaset siendo golpeado por una cámara en el cuello.

"Voy a denunciar", decía el de OK Diario. "Desde la cadena y de parte del programa, Inda, te pedimos disculpas", decía la propia Ana Rosa Quintana. Y horas después, en el programa capitaneado por Risto Mejide en Cuatro, Todo es mentira, emitían las imágenes de lo ocurrido.

He aquí el vídeo:

Con Marta Flich a la cabeza (ella es una de las piezas fundamentales de Todo es mentira), en Cuatro desmontaban lo dicho por Eduardo Inda. 

Tirando de ironía, Marta Flich aseguraba que "se nos ha ido de las manos" mostrando la que, para ella, era "el arma de destrucción masiva que se ha llevado por delante a Eduardo Inda". He aquí el vídeo donde lo explicaba:

todo-es-mentira,-en-cuatro

PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER EL VÍDEO

Eduardo Inda, por los suelos

¿Que qué es lo que pasaba? Pues bien, Eduardo Inda era preguntado por una reportera de Todo es mentira por una última hora contada en el programa de Risto Mejide (sí, aquella que tenía que ver con Pablo Iglesias) y, tras chocar contra una cámara de televisión, el periodista acababa por los suelos.

Fingiendo una agresión mayor, según muchos en las redes (entre los que se encontraba el propio Risto Mejide, por cierto):

ADEMÁS: Inda dice que Vox no es de ultraderecha

Y dando lugar a una de las polémicas televisivas del fin de semana.

¿Qué será lo siguiente entre Inda y Risto Mejide?

ADEMÁS: Inda, Pablo Iglesias y los escolares andaluces

Fotos y Vídeo: Twitter y Mediaset 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Arrancó sin muchas pretensiones y no haciendo mucho ruido pero se mantuvo durante cinco años haciendo que los cotilleos de un grupo de compañeros de colegio pijos del Upper East Side neoyoquino fueran la comidilla de muchas espectadores en todo el mundo.

Páginas