El sueldo de los niños de Stranger Things

Son los adolescentes del momento y pese a no pasar los 16 años de edad cobran una auténtica fortuna. Hablamos de los chicos de Stranger Things, la exitosa serie de Netflix, que acaba de estrenar su segunda temporada. 

Según ha publicado The Hollywood Reporter, Millie Bobby Brown (Eleven), de 13 años; Gaten Matarazzo (Dustin), de 15; Caleb McLaughlin (Lucas); de 16; Noah Schnapp (Will), de 13; y Finn Wolfhard (Mike), de 14, ganan la nada despreciable cifra de 30.000 dólares por capítulo

los-niños-de-stranger-things

ADEMÁS: El disfraz de “sexy eleven” que ha indignado a Internet

Cuenta este mismo medio que, vista la buena acogida de la serie, Netflix le habría dado además un bono de “al menos seis cifras”. No obstante, no es un secreto afirmar que gran parte del éxito de Stranger Things reside en sus pequeños protagonistas. 

Al parecer, los jóvenes actores habrían firmado un contrato de exclusividad con la compañía por seis años, lo que garantiza que las ganancias van a seguir llegando y que va a haber Stranger Things para rato

los-niños-de-stranger-things

ADEMÁS: Estos son los nuevos personajes de la segunda temporada de Stranger Things 

De momento, la segunda temporada, que se estrenaba el pasado viernes 27 de octubre, promete seguir sorprendiendo al espectador con esa estética ochentera y una trama igual (o más) trepidante que la primera. 

Un año después de los anormales sucesos ocurridos en Hawkins (Indiana), sus vecinos se están recuperando de la terrible experiencia de haberse enfrentado al Demogorgon cuando tendrán que volver a enfrentarse a otra temible criatura. Pero esta vez en el mundo real. 

¿Qué mejor plan para la noche de Halloween que un bol de palomitas y sentarse delante del televisivor para disfrutar de la segunda temporada de Stranger Things

ADEMÁS: Esta es la mejor fiesta de pijamas 

Fotos: Cordon Press y Netflix 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Friends fue un fenómeno que persiste aunque hoy se esté sometiendo a revisión por su sesgo heteropatriarcal, clasista y excluyente en lo racial. Pero cómo nos gustaba. Perdonen las disculpas. Sin embargo, hubo otras comedias televisivas de los 90 y es justo reivindicarlas.

Porque no sólo fue Friends.

Hubo, por ejemplo, la magnífica Frasier.

Derivación de Cheers con un par de hermanos protagonista absolutamente hilarantes. Humor inteligente donde lo haya.

Ver resumen Ocultar resumen

Sigue Pablo Iglesias ejerciendo su papel de recomendador de series y tras la apocalíptica El colapso y la no menos apocalíptica Hippocrate, se lanza a promocionar una serie francesa con rock&roll y decadentismo a raudales.

Hablamos de Vernon Subutex.

Páginas