El sorprendente motivo por el que Charlize Theron ya no consume drogas

Charlize Theron, además de ser la actriz de referencia en el cine de acción, es una de esas estrellas de Hollywood sin pelos en la lengua. Obviamente, si se junta con un periodista como el polémico Howard Stern, la noticia bomba está asegurada. Y así ha sido. 

En plena promoción de su nueva película, Atomic Blonde, Charlize Theron ha confesado que cuando tenía 20 años era consumidora habitual de drogas. Eso sí, hace tiempo que lo dejó, sobre todo desde que es madre (de Jackson y de August).

No obstante, la verdadera razón por lo que ya no consume es que "me vuelvo muy poco interesante. No quiero hablar cuando fumo marihuana, es como si me apagasse y no tuviera nada que decir". 

Theron echó la vista atrás dos décadas y recordó que "cuando tenía 20 años, me despertaba y fumaba marihuana, pero llegó un momento en que no pude hacerlo más. Me ayudaba a funcionar pero un día me senté en el sofá y no pude moverme. Ahora me voy a dormir a las 20.45 horas y me encanta. Me levanto a las 06:30 horas y preparo dos tarteras con comida". ¿Cómo no vamos a adorar a esta mujer?

 

Get your blonde on. It's #AtomicBlondeDay

Una publicación compartida de Charlize Theron (@charlizeafrica) el

ADEMÁS: Martin Scorsese recuerda el día que casi muere por culpa de las drogas

Pero las confesiones no terminaron ahí. Resulta que no sólo de marihuana vivía Charlize Theron. La que fuera chica Martini, admitió haber probado la cocaína y el éxtasis, "pero al cumplir los 30 me di cuenta que ya había tenido suficiente. Me lo pasé genial. No tomaba mucho éxtasis pero cuando tenía 20 años no me preocupaba demasiado. Al llegar a los 30 pensé que se acabó". 

Obviamente, tras tocar el mundo droga, parecía claro que el drama familiar de la actriz era el siguiente tema. Desde hace tiempo se sabe que la madre de Charlize Theron tuvo que matar a su padre de un disparo, para que éste no le hiciera más daño. La actriz se sinceró al respecto con Howard Stern. 

 

@atomicblondemovie press day...come at me

Una publicación compartida de Charlize Theron (@charlizeafrica) el

ADEMÁS: Las drogas, Bescasnsa, Tania-Sánchez, García-Abadillo y la literalidad mal entendida

"Tan sólo fingí que no había sucedido. No se lo conté a nadie. Si me preguntaban, decía que mi padre había muerto en un accidente de coche. ¿Quién quiere contar una historia así. De hecho, creo que lo que más afectó a mi vida adulta fue vivir a diario con un alcohólico y despertar sin saber lo que iba a suceder. Todo dependía de otra persona y de si bebía o no". 

Está claro que si Charlize Theron quería que se hablara de ella y de su película, Atomic Blonde, lo ha conseguido. Ojo que Lorraine Broughton puede convertirse en la heredera de Jason Bourne. 

Fotos y vídeo: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Si perteneces a la generación millennial, no sabrás de quién te hablamos. Así son las cosas. Pero cuando los dinosaurios dominaban la tierra, allá por los 80, Chevy Chase era uno de los astros más fulgurantes de la comedia estadounidense y compartía podio con Richard Prior, John Candy y Gene Wilder.

Comenzó, como tantos cómicos norteamericanos, en Saturday Night Live, el incombustible espacio de humor que sigue (a día de hoy) aportando talento al show bussines mundial.

Ver resumen Ocultar resumen

En el documental OJ: Made in America (sobre el muy controvertido proceso a O.J. Simpson por el asesinato de su ex esposa -que acabó en sorprendente absolución-) alguien dice: "Todo en EE.UU. tiene que ver con la raza". Los disturbios han vuelto a las calles a raiz de la enésima muerte violenta de un afroamericano a manos de la policía. Trump echa gasolina al fuego.  

Hollywood, desde sus orígenes, ha exhibido el problema racial de EE.UU. en diferentes formas.

Ver resumen Ocultar resumen

Juan Carlos Girauta está de plena actualidad aunque no tanto por sus análisis políticos sino por sus estallidos de ira en los que recurre a expresiones (ejem) malsonantes, heteropatriarcales y cutres en una persona humana que pretende convencer al prójimo o prójima. Hablamos, claro, del celebérrimo tuit de Girauta.

¿Qué tuit?

¿En serio nos lo preguntan?

Vale, vale, lo recuperamos por si no hubieran tenido noticia de tal acontecimiento.

Páginas