El retorno de Demi Moore

Una de las reinas del Hollywood de los 90 está de vuelta. Demi Moore ataca de nuevo y lo hace gracias a Corporate Animals, nueva cinta del director de Creep, Patrick Brice, que se estrenaba recientemente en la edición londinense del Festival de Sundance (Picturehouse Central).

Película en la que la icónica actriz de Ghost ejerce de villana (y qué villana) siendo ella Lucy, la jefa de una compañía de cubertería que, un buen día, decide llevarse de excursión a sus empleados pero no precisamente a un retiro espiritual. 

Una actuación, la de Demi Moore, que ha levantado bastantes aplausos. Reconocimientos para la veterana actriz que ya ha pasado la barrera de los 55 años y que, pese alguna que otra aparición puntual, llevaba un tiempo sin contar con una alegría en el séptimo arte.

demi-moore-en-corporate-animals

Ahora lo intenta (y dicen los críticos de cine que lo ha conseguido) con esta comedia agridulce, con algo de gore y alguna que otra escena de esas en las que hay que apartar la mirada de la pantalla. Una película en la que Demi se convierte en una maligna (y fantástica) jefa sin escrúpulos que, de manera totalmente premeditada, lleva a sus empleados a una situación límite.

demi-moore-en-una-de-sus-ultimas-apariciones

Preparando sus memorias

Pero Corporate animals no es el único nuevo plan de Demi Moore. La actriz, por si la luz de los focos del cine no terminan de hacerla brillar, se prepara para el lanzamiento de sus memorias en un libro, Inside Out, que verá la luz el próximo 24 de septiembre.

demi-moore-lanza-su-libro-de-memorias

Trastornos alimenticios, adicciones, rupturas sentimentales y un éxito profesional ganado gracias una carrera en Hollywood llena de alegrías (llegó a ser la actriz mejor pagada en los años 90) se darán cita en un libro que, seguro, se convertirá en un auténtico pelotazo.

Larga vida a la gran Demi Moore.

ADEMÁS: Galanes de los 90 que hoy están de pena

Fotos: Gtres, Instagram y Corporate animals

Ver resumen Ocultar resumen

Se han recrudecido las caceroladas en la calle Núñez de Balboa, sita en el madrileño barrio de Salamanca y epicentro cosmológico para una burguesía que Manuel Longares en su magnífica novela Romanticismo calificaba de "improductiva". Burguesía improductiva quizás pero con ganas de montar bronca debido a que un virus ha matado a muchos españoles y resulta que la culpa es de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El razonamiento puede que parezca de lo más churrigueresco pero si preguntan a su cuñado (o a Pablo Motos) seguro que se lo explica bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Segundas partes nunca fueron buenas, dicen (ahí está la trilogía de El Padrino para desmentirlo), pero enmendar la plana al mismísimo George Orwell resulta de una osadía que sólo Hollywood puede exhibir. Qué caramba.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas