El prolífico John Cusack o cómo hacer un montón de películas realmente malas

Hay ciertos espectadores (entre los que me cuento) que tienen en John Cusack un placer culpable, un poco como Nicholas Cage con sus películas de acción de ínfima calidad pero con cualidades indie y de mayor rango artístico. O sea, estamos ante un actor inclasificable, ni malo ni bueno sino todo lo contrario. Es John Cusack. El tipo capaz de imponer su carisma en la fabulosa Alta fidelidad y caer en el más absoluto descrédito interpretativo con The paperboy, en la que se masturba delante de Nicole Kidman y Matthew McConaughey brindándose la oportunidad de protagonizar una de las escenas más chanantes y absurdas que se han visto en el cine de Hollywood.

Pero, claro, también está el John Cusack de Con Air, título de culto que de tan jodidamente malo es bueno. O el intérprete capaz de ponerse en la piel de uno de los protagonistas de Jacuzzi al pasado, comedia que tuvo incluso (aunque resulte increible) una segunda parte.

De miedo y terror y suspense ha hecho por decenas.

Sin orden ni concierto.

Es como si John Cusack aceptase cualquier cosa que le ofrezcan. 

Y, así, le vemos (por ejemplo) en Y que le gusten los perros o en Caza al asesino.

En Imdb su filmografía consta de 87 créditos. Desde Class (juvenil película de alto voltaje erótico con el triángulo Rob Lowe/ Jacqueline Bisset / Andrew McCarthy) hasta la serie Utopia y lo que queda por venir, que seguro están a punto de estrenarse ya otros dos o tres títulos en los que asoma sus largas pestañas John Cusack.

john-cusack-y-amanda-peet-en-identity

El caso es que luego el tío tiene el prestigio suficiente para que le llame Terrence Mallick y hacer un papel en La delgada línea roja o va y protagoniza Medianoche en el jardín del bien y del mal a las órdenes de Clint Eastwood. 

O sea, que ahí todo correcto.

Pero Jacuzzi al pasado (insistamos) también le cuadra en su carrera.

Se trata de un caso fascinante de actor todoterreno. Comedia romántica también ha hecho en abundancia. Que nos falte de nada. 

John Cusack nació en Evaston, Illinois, en 1966 dentro de una familia de artistas. Su padre (Dick), sus tres hermanas (Joan, Susie y Anna) y su hermano Billie se dedican también a la interpretación.

Le gusta vestir de negro tanto cuando actúa como en sus ratos libres.

Es un actor que nos gusta. Incluso cuando hace películas infames. 

Que son muchas en su filmografía.

Seguiremos disfrutando de su buen/mal hacer como estrella de la interpretación.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: 10 películas que (de tan malas) son buenas

Ver resumen Ocultar resumen

A veces hallamos en Twitter comparaciones interesantes aunque la frase hecha las califique de odiosas. Lo de las edades da para comparar y, a veces, con muy mala uva. Siempre pretendemos una eterna juventud que tampoco tiene porque ser obligatoria. Envejecer no es delito, caramba.

Bueno.

Sea como fuere, el caso es que hallamos en la red social del pajarito azul un tuit llamativo y aquí lo compartimos porque nos ha gustado.

Vean cuatro estrellas de Hollywood a los 43 y lo divergente del aspecto de cada uno de ellos.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser macarra tuvo su glamour y existió una constelacion de estrellas del cine quinqui cuya fugacidad resultó obligada por el consumo de heroína y su extinción en un brevísimo plazo de tiempo. Pocos de quienes nutrieron la quinta del Torete sobrevivieron a su celebridad.

Ver resumen Ocultar resumen

El próximo 28 de agosto, cuando España haya abrazado ya la nueva normalidad, Netflix estrenará la película españolaOrígenes secretos. 

Dirigida por David Galán Galindo, autor de la novela en que está basado, cuenta la historia de un asesino en serie que imita, en su forma de matar, los orígenes de los superhéroes más famosos.

Hasta ahí todo bien. 

O normal. Una serie de intriga y todo eso.

Páginas