El pastizal que se siguen llevando los protas de 'Friends', 14 años después

Un 6 de mayo de 2004, 'Friends' se despedía de la televisión. Habían pasado 10 años, 10 temporadas y 236 capítulos de la que muchos consideran la mejor comedia de la historia. O una de ellas. 

En el recuerdo de mucha gente quedan, no sólo los 54 millones de personas que vieron el capítulo final en directo, sino el millón de dólares por capítulo que se llevaban sus seis protagonistas en las últimas temporadas. Una cifra escandalosa, teniendo en cuenta que hablamos de hace 14 años.

Bien, pues 14 años después, sus seis protagonistas siguen llevándose casi un millón de euros por capítulo al año. En concreto, David Schwimmer, Jennifer Aniston, Matt LeBlanc, Lisa Kudrow, Matthew Perry y Courteney Cox se embolsan 20 millones de dólares por cabeza anualmente. Es decir, casi lo mismo que estando en activo.

ADEMÁS: Los mejores cameos de la historia de 'Friends' y la única negativa

Resulta que la serie, casi 25 años después de su estreno, sigue siendo un referente cómico que genera dinero a espuertas. Desde la venta de sus derechos a plataformas de streaming (en Netflix es una de las series más vistas), al merchandising, pasando por las redifusiones en canales de todo el mundo, 'Friends' sigue muy vigente. 

Tal es así, que si los actores se llevan 20 millones de dólares por cabeza, Warner, productora de la comedia, alcanza los 1.000 millones de dólares en beneficios anuales. Precisamente de esa cifra se calcula lo que se llevan sus protagonistas, un 2% del total de beneficios por la sindicación. Un dineral. 

ADEMÁS: 10 fallos recurrentes de 'Friends' de los que (quizás) no te diste cuenta

Si alguien se pregunta por qué no es habitual ver a los protagonistas de 'Friends' en grandes proyectos, el motivo es que cobran más quedándose en casa y disfrutando de la vida. Ya trabajaron entre 1994 y 2004 y, hoy en día, siguen recogiendo beneficios. 

Fotos: NBC

Ver resumen Ocultar resumen

Temporada y media fuera de la serie

Carrie Bradshaw Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Convertida en icono de estilo, usa de Manolo Blahnik y estrella de la serie de los 90 que aún sigue siendo referencia para muchas mujeres, Sarah Jessica Parker llega a los 55 convertida en una influencer de moda y televisión.

La protagonista de 'Sexo en Nueva York' trabajó como actriz desde niña y conquistó a los espectadores a finales de los 90 dando vida al personaje de Carrie Bradshaw. Apesar de haber trabajado en otras series y películas, principalmente es conocida por este papel, que le ha llevado a ser una de las celebrities de Hollywood.

Páginas