El papel que pudo cambiar la carrera de Matthew McConaughey (y se llevó DiCaprio)

La carrera cinematográfica de Matthew McCounaghey no hubiera sido la misma si Leonardo DiCaprio no hubiera existido. El porqué, bien sencillo de explicar: estuvo a punto de interpretar a Jack Dawson en Titanic. "Hice una audición y tenía muchas ganas de salir en la película. De hecho, quería estar en esa película como fuera", aseguraba el actor en The Hollywood Reporter.

"Incluso llegué a hacer una prueba con Kate Winslet (la actriz elegida, finalmente, para interpretar a Rose DeWitt Bukater). Una que me salió muy bien. Tanto que cuando me fui para casa, me fui totalmente convencido de que el papel iba a ser mío".

matthew-pudo-ser-jack-dawson

ADEMÁS: ¿Pero qué demonios le ha pasado al pelo de Matthew?

Pero, de repente, llegó Leo. "Pero nunca fue así, el papel nunca me lo llegaron a ofrecer. Y no estoy de broma cuando digo que, si algún día me entero de que me llegaron a hacer esa oferta y nadie me lo hizo llegar, volveré a la agencia que me representaba por aquel entonces para que el agente que me llevaba se encuentre conmigo en un callejón".

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Titanic (@titanicmovie) el

Y entonces llegó Leo...

Sin embargo, el elegido final para la exitosa película de James Cameron fue Leonardo DiCaprio. Decisión que dejó a McCounaghey compuesto y sin papel y a un Leo que, aunque ya había hecho sus pinitos en el mundo del cine, posicionado en un lugar más que destacado del disparadero de estrellas de Hollywood.

escena-de-titanic

ADEMÁS: 20 cosas que no sabías de Titanic

En cuando a Matthew, la cosa tampoco fue nada mal pese a no ser el protagonista masculino de Titanic. Años después vinieron títulos como True Detective, Dallas Buyers Club o El Lobo de Wall Street. Ficciones que le dieron el status de gran estrella de Hollywood y le abrieron las puertas a miles de premios.

Fotos: Gtres e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Todo lo que crea Almodóvar produce una expectación incalculable. La máquina "almodovariana" comienza a producir comentarios casi antes de que el director empiece a rodar. Y eso es muy bueno, pero también puede ser malo.

Cierto es que abundan más las críticas favorables. Pero para las malas siempre está Carlos Boyero: "Veo tres cuartas partes de la película como si viera llover o crecer las plantas". Es solo una de las frases que ha dedicado el crítico de cine a la nueva película del director manchego. Era de esperar.

Ver resumen Ocultar resumen

Por fin se hizo efectiva la compra

Ver resumen Ocultar resumen

Segundo año consecutivo de ninguneo a la plataforma de streaming

Páginas