El obispo de San Sebastián critica 'Star Wars' porque no respeta la "tradición de nuestros padres"

Con la Iglesia hemos topado. Si le faltaba alguna crítica a la última película de Star Wars: The Last Jedi, ha llegado de la persona más inesperada: José Ignacio Munilla, tal y como recoge El Plural. 

El obispo de San Sebastián se ha posicionado en el lado de los haters del último capítulo de la saga. Eso sí, su crítica poco tiene que ver con lo cinematográfico. Ni siquiera se ha metido con los polémicos porgs. 

Todo lo contrario, al obispo Munilla, lo que más le ha molestado de los 152 minutos que dura The Last Jedi, ha sido que se quemen libros sagrados y, con ellos, un templo sagrado de los Orden Jedi. Acabáramos. Una opinión que, a pesar de ser realizada en la previa del Día de Reyes, se ha comenzado a viralizar ahora. 

ADEMÁS: Los obispos cargan contra Sor Lucía Caram por cuestionar la virginidad de la Virgen

El obispo Munilla verbalizó su queja en Sexto Continente, un programa de Radio María donde recuerda que en la película "se defiende que los libros sagrados no son necesarios y que se puede quemar el templo, pues la sabiduría está dentro de ti, no en los libros. No está en esa tradición de nuestros padres, sino quememos los libros sagrados porque la sabiduría eres tú". 

La conclusión que saca el obispo Munilla de este mensaje es claro: "espiritualidad sí, religión no". Un mensaje que supone "un cambio sustancial de los valores espirituales en este capítulo, con respecto a los anteriores". 

ADEMÁS: ¿Cuánto lleva recaudado 'Star Wars: The Last Jedi'?

Y a pesar de sus afirmaciones, José Ignacio Munilla asegura no es un experto en la franquicia. No obstante, sí confirma que su hype por ver esta entrega aumentó, tras leer "al obispo auxiliar de Chicago, Robert Barron, asegurar que había un cambio evidente en los valores que la saga tenía anteriormente". 

Fotos: Disney

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas