El misterio del teléfono móvil que aparece en un vídeo de Parchís de 1980

Minuto 43 del documental de Netflix sobre Parchís. Concierto del grupo infantil a principios de los años 80. Las cámaras enfocan al público y ¡zas! una señora aparece inmortalizando el momento con algo parecido a un teléfono móvil. 

"Por favor, necesitamos respuestas", dicen desde la cuenta de Twitter de Netflix.

He aquí el tuit en cuestión y el (posible) viaje en el tiempo:

Pero, ¿qué ha pasado aquí? ¿Qué hace un smartphone en un concierto celebrado a principios de los años 80 si no existían aún?

Así explican lo sucedido en Twitter

Momento inquietante que hace que muchos y muchas empiecen a pensar en un posible viaje realizado del futuro al pasado (presente por aquel entonces).

"Yo también lo vi y me quedé 'toa' loca. ¡Ese niño es del futuro!", dicen aquí:

"Ese pibe viene del deLorian", dicen en este otro tuit recordando el vehículo de Regreso al futuro:

Y hasta hay quien da una alternativa al teléfono móvil que todos creen ver: 

Que, la verdad, le quita el halo de misterio y la magia al asunto.

Y tú, ¿qué es lo que ves en el vídeo? ¿Viaje en el tiempo o una cámara de fotos analógica y compacta?

El misterio está servido... ¿qué opinará de todo esto Iker Jiménez y su equipo de Cuarto Milenio?

Habrá que preguntarles...

ADEMÁS: 1985, así era el pasado del que vino Marty McFly

Fotos y Vídeo: Netflix (Parchís)

Ver resumen Ocultar resumen

Se manifestó (en coche) la gente de Vox para pedir la dimisión del Gobierno y las redes sociales, claro, ardieron durante todo el día con el asunto. Dejó claro su ultraderechismo sin ambages el mismísimo Pepe Reina (un portero de fútbol que llevaban siempre a la selección para que contara chistes y, si se ganaba, gritara en las celebraciones eso tan ingenioso de "¡camareroooooo!/ una de mero...!") y luego hubo de todo.

Por ejemplo, quien resumió en un GIF bastante gracioso la manifestación de Vox.

Ver resumen Ocultar resumen

No es solamente su capacidad verbal para insultar con desparpajo y creatividad ni su fascismo desaforado sino también una vertiente de humor gestual y ruidista que conecta a Federico Jiménez Losantos con Jerry Lewis o Jim Carrey. Todo ello hace de este personaje ubicado en la ultraderecha un rey de la comedia que quizás no lo sabe y al que los suyos toman en serio. Y ya sabemos que conviene prestar atención a los bufones porque también Hitler y Mussolini hacían reir al principio y luego fíjate.

Pero a lo que vamos.

Páginas