El misterio del teléfono móvil que aparece en un vídeo de Parchís de 1980

Minuto 43 del documental de Netflix sobre Parchís. Concierto del grupo infantil a principios de los años 80. Las cámaras enfocan al público y ¡zas! una señora aparece inmortalizando el momento con algo parecido a un teléfono móvil. 

"Por favor, necesitamos respuestas", dicen desde la cuenta de Twitter de Netflix.

He aquí el tuit en cuestión y el (posible) viaje en el tiempo:

Pero, ¿qué ha pasado aquí? ¿Qué hace un smartphone en un concierto celebrado a principios de los años 80 si no existían aún?

Así explican lo sucedido en Twitter

Momento inquietante que hace que muchos y muchas empiecen a pensar en un posible viaje realizado del futuro al pasado (presente por aquel entonces).

"Yo también lo vi y me quedé 'toa' loca. ¡Ese niño es del futuro!", dicen aquí:

"Ese pibe viene del deLorian", dicen en este otro tuit recordando el vehículo de Regreso al futuro:

Y hasta hay quien da una alternativa al teléfono móvil que todos creen ver: 

Que, la verdad, le quita el halo de misterio y la magia al asunto.

Y tú, ¿qué es lo que ves en el vídeo? ¿Viaje en el tiempo o una cámara de fotos analógica y compacta?

El misterio está servido... ¿qué opinará de todo esto Iker Jiménez y su equipo de Cuarto Milenio?

Habrá que preguntarles...

ADEMÁS: 1985, así era el pasado del que vino Marty McFly

Fotos y Vídeo: Netflix (Parchís)

Ver resumen Ocultar resumen

Sara Sálamo se ha convertido, en los últimos días, en el azote de una derecha desaforada y desatada en redes sociales. 

La actriz ha tomado un protagonismo inesperado que se originó en un hilo en el que, sin mencionar partido alguno, se mostraba contraria a respetar a un partido homófobo, machista y racista

A pesar de no dar nombres, la derecha ofendida se dio por aludida y no tardó en cargar contra Sara Sálamo a la que han abrasado a insultos y menosprecios desde entonces. 

Ver resumen Ocultar resumen

En 2019, cinco de los peores políticos del hemiciclo español que no formaban coaliciones, fueron repudiados por un pueblo al que no habían convencido. No tardaron en convocar otras elecciones que cargaron al erario público. 

Hoy, buscando todavía sus votos para el Gobierno, sobreviven como diputados rasos del Congreso. Si tiene usted algún problemas y se les encuentra, quizás pueda ignorarlos y pedir ayuda a otra persona. 

El Equipo E

Una obra maestra. 

Páginas