El Martínez-Almeida de Raúl Pérez mejora (y empeora) al original

José Luis Martínez-Almeida ya ha demostrado que es capaz de tirar su ya de por sí mala imagen por los suelos, incluso en un programa guionizado y preparado para justo lo contrario. 

El 'Notredamgate' del alcalde de Madrid le perseguirá por los siglos de los siglos, igual que lo hizo con la ínclita Ana Botella y su legendaria relaxing cup of café con leche. 

La pregunta es: ¿se puede empeorar a José Luis Martínez-Almeida? La respuesta es un sí rotundo. Siempre se puede ir a peor. La cuestión es si esa caída a los infiernos es consciente o no, y en el caso que nos ocupa, lo es. Por suerte. 

Raúl Pérez, el imitador de 'Late Motiv', no ha tardado en crear su réplica perfecta del alcalde de Madrid. Lo ha hecho con el mismo look de oficinista con perfil en Tinder que llevó al programa 'Vuelta al Cole' de Telemadrid y ha demostrado que The Real Martínez-Almeida aún puede hacerlo peor. 

ADEMÁS: Sí, es Raúl Pérez disfrazado de Rivera, Casado y Pajares a la vez

Raúl Pérez se ha presentado en 'Late Motiv' defendiendo Notre Dame como símbolo de Europa, a pesar de lo ocurrido. Y qué mejor forma de hacerlo que componiendo una canción a la catedral de París. 

Una canción que si no estaba demasiado trabajada, sí aglutina en su esencia todo lo que Notre Dame y Martínez-Almeida han conseguido juntos en los últimos días: hacer que la gente se cuestione si de verdad es válido para el puesto que ocupa. 

ADEMÁS: La imitación más aplaudida y emotiva de Raúl Pérez: Jesús Vidal

Y es que la parodia de Raúl Pérez, como hemos comentado al principio, es autoconsciente. Sabe que es un gag y que no pasará de allí. En el caso de The Real Martínez-Almeida, la realidad ha vuelto a superar a la ficción en política patria. Y ya van demasiadas ocasiones. 

Fotos y vídeo: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha hablado Bob Pop de su abuela Felisa, fan de Jimmy Somerville (The Communards) y muy aficionada al fútbol. Y ha contado una anécdota: el abuelo de Bob Pop apagaba la tele cuando perdía el Real Madrid, equipo del que era fanático, y su abuela Felisa se quedaba con las ganas de ver el partido. ¿Cómo lo solucionaba? Mediante una llamada de teléfono. Hay que escuchar a Bob Pop contar la historia completa, con su ternura y humor característicos.

Ver resumen Ocultar resumen

Primeras críticas al succionador

Páginas