El intolerable insulto de Donald Trump a una periodista de ABC

Situación. 

Una rueda de prensa en la que el compareciente da el turno de palabra a una periodista. Mientras llega y no llega el micrófono, el protagonista de la rueda de prensa siente la necesidad de hacerse el gracioso y dejar claro quién manda allí. 

"Está sorprendida de que la haya elegido. Está en estado de shock", comenta en tono guasón y altivo el compareciente. La respuesta, nada más coger el micro, llega de forma directa y seca por parte de la periodista: "No, no lo estoy"

ADEMÁS: Nuke vence a Trump o cuando el activismo es un buen negocio

Lo que nadie esperaba era que hubiera contrarréplica. Y mucho menos, que esta fuera un insulto, un menosprecio y la demostración de que el compareciente carece de toda educación, respeto y empatía. "Sé que no estás pensando. Nunca lo haces".

Lo único que puede preguntar la sorprendida profesional es un "¿disculpe?". A lo que el conferenciante vuelve a interpelar con un "no. Adelante, adelante" en tono paternalista y sobrado. 

ADEMÁS: El día que Trumo dijo que salía con Carla Bruni (y ella lo negó)

La situación, de por sí, parece lo suficientemente grave como para que ese compareciente sea cesado o dimita de su cargo. Pero en este caso, el agravante está en que el protagonista es Donald Trump, presidente de Estados Unidos y un señor con acceso directo a misiles nucleares.

El cruce de declaraciones tuvo lugar este lunes, en la rueda de prensa en la que Trump exponía el nuevo tratado de comercio entre USA, México y Canadá, a la que acudió Cecilia Vega, corresponsal de ABC News en la Casa Blanca y quien no olvidará este intercambio dialéctico, nada gratificante, con el presunto líder del mundo libre occidental. 

Obviamente, que fuera periodista del ABC, uno de los medios más críticos con la gestión del presidente, ayudó a que Trump se viniera arriba

ADEMÁS: Alyssa Milano le pinta la cara a Trump, confesando las violaciones que ha sufrido

Un Donald Trump que sigue demostrando que el cargo de POTUS le queda muy grande. Casi tanto como el de ser humano, al que parece no terminar de llegar tampoco. Lo peor es que en Twitter no son pocos quienes defienden que no fue un insulto o, incluso, que Cecilia Vega lo merecía por preguntar lo que no tocaba. Pues eso. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Helga Liné nació en Berlín en 1931, cuando la república de Weimar declinaba y Hitler comenzaba su ascenso hacia el poder absoluto en Alemania. Poco después su familia huiría del nazismo con rumbo a Lisboa, donde siendo apenas una adolescente Helga Liné comienza a trabajar en un circo, haciendo números de contorsionismo y ejerciendo de bailarina.

Helga Liné tenía 8 años cuand se lanza a actuar en una pista de circo y apenas 15 el día en que hace su primera prueba para el cine.

Ver resumen Ocultar resumen

La caja de botones de Gwendy, una novela para leer en verano (recomendación literaria de la mano de Dani Rovira).

Ver resumen Ocultar resumen

Dice Carlos Bardem a través de las redes sociales que eso de que toda opinión es respetable es una "falacia". Que la "viralización del odio que suponen las redes sociales" es algo que, inevitablemente, "exige la higiénica práctica del bloqueo: me aburres, te bloqueo".

Que si "me insultas", también te bloqueo. "¿Te ofenden por sistema mis publicaciones? No te preocupes, te bloqueo. Don`t feed trolls!"

Páginas