El glorioso gambazo de J.J. Vaquero e Iñaki Urrutia que no arregló ni Dani Rovira

Dani Rovira y J. J. Vaquero han pasado por 'La Resistencia' y, como era de esperar, las risas han sido continuas

Eso sí, no todo han sido chistes, pues las risas también han venido por un glorioso gambazo que los dos cómicos sufrieron junto al inestimable Iñaki Urrutia

Ha sido Dani Rovira quien ha recordado el momento, que tuvo lugar en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Un nombre, el de Víctor Villegas, que "a nosotros no nos decía nada", pues no le conocían y decidieron usarlo como para hacer de menos, tanto al tal Víctor Villegas, como al auditorio. 

Primero Iñaki Urrutia, encargado de abrir la actuación, y luego Vaquero, no dudaron en faltar al respeto a un desconocido, en ese momento, Víctor Villegas. Pero todo cambió segundo antes de que Dani Rovira saliera al escenario para completar una triple catástrofe que se avecinaba. 

ADEMÁS: Dani Rovira hace de crítico literario (y nos fiamos)

Por suerte para él, "Andy, que es la chica que venía con nosotros de gira, y nos dijo que Víctor Villegas no sé si era un arquitecto que haciendo el auditorio se mató...". 

Y claro, nada más darle este dato, a Dani Rovira le tocó salir al escenario. "Remonta esto", ha recordado el cómico, junto a un J. J. Vaquero que no podía parar de reír. 

Eso sí, al menos el humorista vallisoletano ha aprendido la lección. "Yo estoy acojonado ya de por vida. El otro día fui a un teatro que se llamaba Federico García Lorca y pensé no voy a decir nada, no sea que sea un albañil o algo..."

ADEMÁS: Casetes de chistes horriblemente memorables

Y no quedó ahí la cosa. Vaquero fue más allá. "Auditorio Francisco Franco. Mira yo me callo que con este nunca sabes si está dentro o está fuera...". 

Fotos y vídeo: Movistar+

Ver resumen Ocultar resumen

Una vez más, y ya son unas cuantas, los periodistas, meros transmisores de la realidad, sufren los atropellos de unos cuantos energúmenos. 

En este caso, ha sido un equipo de Cuatro al Día, encabezado por Rocío Cano, el que ha sido agredido en su visita a Lleida. Una ciudad que vuelve a estra confinada, por culpa de un rebrote que afecta ya a 1.715 personas y que tiene a los vecinos más nerviosos que en la anterior cuarentena. 

Páginas