El futuro del cine español en tiempos de coronavirus

Rodajes paralizados, estrenos cancelados, salas de cine cerradas (temporalmente) y la mayoría de los profesionales del sector audiovisual confinados en sus domicilios perfilan un futuro (y presente) nada fácil para el mundo de la ficción española. ¿Qué hacer, entonces, con el cine español en tiempos de coronavirus?

Parar un momento, respirar y ponerse manos a la obra con nuevas e innovadoras ideas que intenten salvar (al menos, un poco) una temporada que ya se presenta como una de las más negras para el mundo de la cultura.

Siguiendo la línea de diferentes artistas y personajes famosos que, durante estos días, se lanzan a las redes para llevar a cabo distintas iniciativas culturales para combatir al COVID-19 y al aburrimiento y cansancio que pueda provocar el confinamiento en los domicilios, el cine español ya se plantea algunas alternativas para estos días.

Tal y como publica elPeriódico, una de las medidas que se plantea ahora el cine español es estrenar las nuevas películas, directamente, a través de plataformas de streaming. "Se trataría de una medida excepcional y consistiría en liberar a las películas españolas de dos de los requisitos fundamentales a los que están sujetas por ley tras haber recibido una subvención del Estado: estrenar en salas y dedicar un 15% del presupuesto a promoción".

Es decir, que los espectadores que antes acudirían a las salas de cine, ahora puedan ver los estrenos en sus casas.

el-cine-español-en-tiempos-de-coronavirus

Un modelo similar al usado en China en tiempos de coronavirus (allí se adaptaron a estas circunstancias y "consiguieron que sus estrenos más potentes pudieran verse a través de las diversas plataformas disponibles", apuntan desde elPediódico) que sustituiría los estrenos en las salas de cine por el alquiler desde los domicilios de los espectadores.

La iniciativa ya cuenta con el visto bueno de muchas y muchos profesionales del sector audiovisual y seguiría el paso marcado por Universal Pictures, primera productora en dar un paso al frente en este sentido y anunciar que, al menos durante el tiempo que dure esta crisis del coronavirus, lanzará sus películas directamente en plataformas como iTunes o Google Play.

blanca-suarez-en-el-rodaje-de-los-amantes-pasajeros

Un modelo de alquiler o compra que pondrá en streaming estrenos como Trolls 2: Gira mundial, La Caza o El hombre invisible que, si bien en otros tiempos tendrían que esperar unos tres o cuatro meses para verse en streaming, ahora lo harán antes para adaptarse a esta situación.

Algo de luz al final de túnel

Eso sí, al mal tiempo, buena cara. O todo lo que se pueda porque, juntos y juntas, saldremos de esta.

Ya hay profesionales del mundo del cine que intentan paliar esta situación a base de ingenio:

Y otros que piden soluciones ya:

¿Se sumará el cine español a este nuevo modelo de lanzamiento de estrenos?

ADEMÁS: Series en streaming para hacer un maratón

Fotos: Twitter y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

El objetivo está claro: contar sólo noticias buenas para levantar el ánimo. El actor John Krasinski (The Office o Un lugar tranquilo) acaba de lanzar una nueva iniciativa audiovisual para aportar un poco de esperanza y calidez en estos tiempos en los que los medios de comunicación se llenan de noticias negativas.

Titulares positivos que se darán a través del canal de YouTube de Krasinski y que, a modo de informativo, contará con el actor como presentador improvisado.

Ver resumen Ocultar resumen

El bestial hilo que aventura cómo sería cada película sobre la pandemia dependiendo del director que la haga

Ver resumen Ocultar resumen

La crisis sanitaria del COVID-19 golpea duro al mundo de lo audiovisual y las artes escénicas. Según un informe elaborado por la Unión de Actores y Actrices, los intérpretes nacionales tendrán que hacer frente a pérdidas de más de 6 millones de euros.

Los datos, basados en las respuestas de los propios profesionales del sector, reflejan una pérdida económica que la Unión de Actores y Actrices cuantifica en 6.853.554 euros y un 23% de despidos entre los intérpretes.

Páginas