El emotivo recuerdo de Quique Peinado a David Gistau

Tras la muerte del periodista y escritor David Gistau son muchas y muchos los que han querido recordar la figura del columnista de El Mundo. Entre ellos, Quique Peinado, quien a través de las redes sociales firmaba un emotivo recuerdo de un periodista que se fue pronto y al que admiraba (y mucho) una de las voces de Buenismo Bien.

"Hablaba con él cuando nos encontrábamos en las veladas de boxeo como si no me emocionara hacerlo", recordaba Peinado. "Disimulaba bien, yo. Pero era la hostia poder charlas con él, las cosas como son, porque sentía que me respetaba, por aquello de que los que nos gusta el boxeo somos como una logia".

"Tengo un libro por escribir sobre Urtain y se lo conté. Le dije que quería entrevistar a Manuel Alcántara. "Hazle una entrevista ya, que se morirá cualquier día", me aconsejó. Me fui a Málaga, claro. Me lo había dicho Gistau, cómo no hacerle caso".

"Ahora, desde que le pasó lo que le pasó, le preguntaba todos los días a mi entrenador por él. Le admiré muchísimo. Muchísimo. Y guardo una columna suya de 2013, antes de salir en la tele y todo, en la que me nombró. Me temblaban las manos sujetando aquel ABC".

"El periodismo pierde a un grande"

"Me emocionaba porque en ella me trataba como a un igual. Porque lo habíamos hablado: que cuánto daríamos por poder dedicarnos a escribir de boxeo, de verdad, por ser Talese en vaqueros y sudadera. El periodismo pierde a un grande, el boxeo pierde a su mejor voz y aunque sólo nos veíamos de vez en cuando y no éramos cercanos ni mucho menos, por amigos en común sé que era un buen tío".

"Yo esta columna ya me la guardo para siempre. No a todo el mundo le pasa que le nombre, negro sobre blanco, el más grande".

ADEMÁS: La pregunta con trampa de Quique Peinado

Fotos: Atresmedia, Twitter y Melodía FM

Ver resumen Ocultar resumen

Que Leticia Dolera levanta pasiones en Twitter, es un hecho. 

La actriz y directora no se calla en la red de microblogging, ni tampoco oculta su ideología progresista o su habitual defensa de los derechos de la mujer. 

Esto, en el actual formato de Twitter, provoca que cada una de sus intervenciones sea respondida con una oleada de insultos, descalificaciones y desprecios con los que Leticia Dolera no ha tenido más remedio que aprender a convivir. 

Ver resumen Ocultar resumen

Todo suma en pleno aislamiento

Páginas