El documental olvidado de donde surgió la abuela franquista

Su alocución furibunda mirando a cámara se ha viralizado a lo largo y ancho de YouTube, Twitter y otras redes sociales desde hace años. Es la abuela franquista (o la señora franquista) y su discurso resulta de un fascismo celtibérico sin fisuras.

Reivindica a Francisco Franco (que, según la susodicha señora, "murió en una habitación de la Seguridad Social") y a Carrero Blanco (que murió en un humilde coche, dice ella) y se mete con los políticos que viven en un palacio. Concretamente en el Palacio de La Moncloa.

La grabación se hizo en 1979 y conviene verla (y asustarse).

Así era un parte de España en aquellos, afortunadamente, lejanos días.

Ahí queda eso.

La secuencia, revisada hoy, da más risa que otra cosa. Pero, ojo, porque detrás de esa señora, en aquellos tiempos oscuros, estaban los Guerrilleros de Cristo Rey y demás milicias ultras que mataron durante la Transición sin complejo alguno.

Aún así, la diatriba contra la democracia de esa señora franquista es actualmente carne de meme y ha dado lugar, incluso, a un perfil paródico en Twitter.

Pero ¿de dónde sale esta mujer?

¿Cuál es el origen de este espectro del pasado?

Un documental olvidado pero reivindicable por el puro interés de sus imágenes, reflejo de una España alucinante.

ADEMÁS: 7 veces Franco: ¿qué actor ha interpretado mejor al dictador?

No se os puede dejar solos

Inspirándose en el mítico documental La batalla de Chile de Patricio Guzmán, los hermanos Cecilia y José Juan Bartolomé se lanzaron cámara al hombro casi recién muerto Franco y se pusieron a rodar a lo loco.

La España de los mítines del PCE y los de Fuerza Nueva (donde sale uniformada una jovencísima Charo Reina), la de los pasotas vallecanos y la burguesía, la del campesinado no muy proclive al cachondeo de la democracia y cierta juventud desencantada de esa misma democracia que no daba todo lo que prometía.

El documental se titulaba Después de... y tenía un metraje de más de tres horas. Pero, finalmente, se estrenó en dos partes: No se os puede dejar solos... y Atado y bien atado.

Aunque su estreno resultó muy difícil.

Los documentales de Cecilia y Juan José Bartolomé se estrenaron en 1983 tras lidiar con mil problemas administrativos. Tuvo que pasar el golpe de Estado del 23-F y que la victoria del PSOE en las elecciones consolidase la democracia para que, al fin, su obra pudiese verse.

La censura, tras la muerte de Franco, dejó de existir. En teoría. Porque muchas películas sufrieron trabas de todo tipo y problemas para su distribución. Rocío,  documental que planteaba la vinculación de esta fiesta religiosa con el franquismo más profundo en Andalucía, fue prohibida y se estrenó en 1980 mutilada.

Pilar Miró tuvo problemas para estrenar El crimen de Cuenca por su retrato de una Guardia Civil brutal.

Y Después de... se encontró con el recelo de una administración que conservaba en ADN de la dictadura (y lo conservaría por mucho tiempo).

Una película maldita de la Transición que no estaría de más fuera recuperada por TVE, en vez de empeñarse en rescatar todo el catálogo del cine franquista patrio para La 2 (de Sin novedad en el Alcázar a Raza pasando por verdaderas reliquias absolutamente infumables).

En España se estrenó en cines muy militantes (todavía en 1983 no eran raros los ataques fascistas a librerías, teatros y otros lugares de exhibición de presunta "propaganda roja") y no fueron muchos los que acudieron (por ejemplo) al Cinestudio Groucho de Madrid a ver Después de...

Sea como sea, ese documental legó a las redes sociales a la impagable abuela franquista, con su voz de actriz antigua y su verbo incendiado.

Conviene revisarlo. Busquen en YouTube y disfruten (o tiemblen) de la España pretérita en la que moría (muy lentamente) la dictadura.

ADEMÁS: 7 películas franquistas (aunque no lo parezcan) y que han puesto en TVE

DANIEL SERRANO

Ver resumen Ocultar resumen

MasterChef Junior es el más caro

Ver resumen Ocultar resumen

¿Podría enviarle un duda por mensaje directo?

Ver resumen Ocultar resumen

Casi mejor que no aprendan este tipo de cosas

Páginas