El desconocido pasado de Chiquito de la Calzada: el juicio, el cante flamenco y Japón

Hablar de Gregorio Esteban Sánchez Fernández, seguramente, sea hablar de un desconocido para muchos. Pero si decimos que éste es el verdadero nombre de Chiquito de la Calzada, la cosa cambia, ¿verdad, pecador de la pradera

El humorista, a sus 85 años, se encuentra ingresado en la UCI, donde una angina de pecho se le ha complicado, y ha derivado en un cateterismo y una infección. La dimensión del humorista se ve en las muestras de apoyo que, por momentos, le elevan a categoría de tendencia en Twitter. 

Y es que, a pesar de que la generación millennial no entienda la admiración por Chiquito de la Calzada, el humorista es historia viva de la comedia y la televisión. Tanto es así, que durante años, millones de personas cambiaron su forma de hablar por su culpa. O gracias a él. 

ADEMÁS: Chiquito, Pablo Escobar y otros famosos que cambiaron nuestra forma de hablar

Genio y Figura, allá por 1994, le lanzó a la fama. El programa de chistes de Antena 3 se convirtió en el referente televisivo del momento, y todo el mundo lo veía, esperando el momento en que Chiquito se levantara y contara el chiste de la noche. Pero claro, por aquel entonces, el malagueño ya contaba con 62 años. ¿Qué había hecho desde entonces? Básicamente, cantar. 

Quien piense que Chiquito nació contando chistes, se equivoca. De hecho, su nombre artístico le viene de su paso por el mundo del cante flamenco. Chiquito, porque de pequeño era muy canijo, y de la Calzada, porque nació en el barrio de La Trinidad, conocido como la Calzada de la Trinidad. 

Tras comenzar siendo miembro de una compañía de chaveas llamada Capullitos Malagueños, Chiquito de la Calzada se lanza en solitario, actuando en escenarios como el Teatro Calderón, el Circo Price o el Teatro de La Latina. Su arte para la canción le llevó a actuar en numerosas ocasiones en el extranjero. De hecho, estuvo viviendo dos años en Japón, durante los que actuó de forma continuada. 

ADEMÁS: Humoristas que en su día tuvieron gracia pero...

Durante su visita a Mi casa es la tuya, Bertín Osborne le preguntó cómo se entendía con los japoneses. Chiquito fue sincero: "haciéndoles señas o gritándoles". Además, al más puro estilo Kárate Kid, recordó que le llamaban "Daniel San", y que como público eran algo fríos. "Estaban a lo suyo pero cuando alguien salía al escenario se quedaban quietos"

Pero sí, Chiquito de la Calzada fue un grande de la canción, hasta que se convirtió en un más grande del humor. Su forma de hablar, sus expresiones, su forma de caminar. De repente, España era un criadero de Chiquitos. No había un sitio en el país, donde cada día no se escuchara un cobarde o un fistro pecador. 

El problema vino cuando esas imitaciones llegaron a televisión. Florentino Fernández, por aquel entonces empezando en televisión, clavaba la imitación con su Lucas Grijander y con Crispín Klander en Esta noche cruzamos el Mississippi. Obviamente, Chiquito de la Calzada acabó denunciando al programa, por los derechos de autor de su personaje. 

ADEMÁS: Los míticos humoristas de 'No te rías que es peor'

Es más, ambas partes llegaron a juicio. Un juicio que, como ha recordado en numerosas ocasiones Florentino Fernández, fue complicado mantener la compostura. Sobre todo cuando el juez leía las expresiones que Flo había copiado a Chiquito. La situación era que el juez, serio como un palo, enumeraba términos como cobarde, duodeno, lago negro, lago blanco... 

Mientras, tanto Florentino Fernández como Chiquito de la Calzada, se tenían que sujetar para no salir al estrado y decirle: "Pero léelo bien, cobarde".

Al final, se llegó a un acuerdo entre las dos partes y los dos humoristas acabaron forjando una gran amistad. Lo que el humor ha unido, no lo separe un fistro de juez. 

Fotos: 

Ver resumen Ocultar resumen

En los días precedentes una de las concursantes de Operación Triunfo 2020 había tenido palabras muy duras contra las corridas de toros. La concursante en cuestión es Maialen, que había descrito la tauromaquia como "un montón de gilipollas que están en una plaza bebiendo, fumando y descojonándose (...) Es que es muy nazi".

Ver resumen Ocultar resumen

Dice Quique Peinado (vía redes sociales) que el "miedo" que hay en Madrid es que "si los barrios perciben que la izquierda no es valiente con los problemas que le preocupan, si para hacer políticas que les joden nunca hay problemas pero para hacer políticas valientes que les favorezcan siempre hay excusas, entre una ultraderecha obrera y arrase".

Ver resumen Ocultar resumen

Horas antes del inicio del Festival de Viña del Mar, que se celebra en Chile pero es todo un acontecimiento latinoamericano, se pronunciaba Ricky Martin, invitado a la gala, a favor de las protestas: "Buscamos derechos, hace falta que se nos escuche". El malestar social es variopinto en Latinoamérica y en Chile es un malestar contra una desigualdad que no cesa.

Páginas