El Debate, según Marta Flich: "Voy a ver GH que al menos ahí expulsan a alguien"

El Debate Electoral (femenino) de laSexta se convertía en uno de los espacios televisivos más vistos en la noche de este jueves 8 de noviembre (más de un 19% de share y 3,1 millones de espectadores lo siguieron) y en las redes sociales se hablaba (y mucho) de lo ocurrido en el plató de Atresmedia. 

Opiniones para todos los gustos vistas en Twitter, por ejemplo, convirtiéndose las cuentas de muchos y muchas usuarias en un auténtico "minuto y resultado" de lo acontecido en intercambio de ideas entre María Jesús Montero (PSOE), Irene Montero (Unidas Podemos), Ana Pastor (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Rocío Monasterio (VOX).

¿Y las opiniones de quién llamaban poderosamente la atención? Las de Marta Flich, copresentadora de Todo es mentira (Cuatro) que con su particular uso de la ironía firmaba un buen puñado de tuits mientras escuchaba a las candidatas presentes en el debate de laSexta. 

"En la puesta en escena (llamémosle teoría) nadie habla con Monasterio de VOX", arrancaba la presentadora. "En la práctica, Ciudadanos y PP gobiernan con VOX e incorporan sus políticas".

Cuando la cosa se iba calentando, e Inés Arrimadas repetía la estrategia de Albert Rivera en el Debate de este lunes 4 de noviembre, Marta Flich tiraba de humor tuitero así:

Para, después, resaltar una petición de explicaciones de Montero (PSOE) con la que reprochaba uno de los últimos comportamientos del partido liderado por Santiago Abascal:

"Empieza mintiendo", decía Marta Flich sobre Rocío Monasterio

"O coalición o coalición", destacaba Marta Flich sobre la postura de la candidata de Unidas Podemos. "Defender las políticas de libertad. Empieza mintiendo", decía de Rocío Monasterio:

Según Marta Flich, Ana Pastor (PP) "no entiende dónde está Ciudadanos, con los que pactan. Cataluña. Cataluña. Y... Cataluña". 

Todo hasta llegar a esta conclusión. "Es muy interesante ver cómo partidos de derecha defienden argumentos para el desarrollo que cuando están en el gobierno o apoyan a un gobierno de su signo deciden recortar, precisamente, esas partidas presupuestarias. Se llama demagogia".

Y más madera para las candidatas de derechas:

Un poquito de humor, que nunca viene mal:

Y una conclusión sobre Rocío Monasterio:

Todo ello para llegar a este balance final:

Y confesar, finalmente, que ella se cambiaba de cadena:

100% Marta Flich.

ADEMÁS: El ataque machista de OK Diario a Marta Flich

Fotos: Twitter, Mediaset y Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

Páginas