El curioso sentido del humor pakistaní que se ha convertido en viral

En el mundo de las bromas, hay clásicos que nunca fallan. En España, por ejemplo, es imposible decir cinco o abogado, sin que algún cuñao salte

Lo de llamar al timbre y salir corriendo fue un clásico durante años, ahora más en desuso por las cámaras de vigilancia. Qué decir del mítico, ¿a que molesta venir para nada?. Humor fino. 

ADEMÁS: El chef televisivo Jamie Oliver desata las bromas por su paella con chorizo

Pero claro, cuando hablamos de clásicos imperecederos del mundo de la chanza, ninguno como el de dar una guasca a quien llevas al lado, y disimular. Las cosas como son, no suele salir bien en el 99% de los casos. Ahora, ese 1% que sí sale, es tremendo. 

Y la muestra la tenemos al otro lado del mundo. En Pakistán. Un vídeo que se ha viralizado, con tan sólo 16 segundos de metraje

Dos protagonistas. Uno listo y otro simpático. Es fácil saber cuál se lleva la guasca. Lo mejor, la actuación del amigo, quien no sólo mantiene el tipo y la mirada en el móvil, sino que es capaz de aguantar la risa, algo imposible para el espectador. Hay ganadores de Oscar que merecían menos premio que este crack.

ADEMÁS: 10 actores que ganaron el Oscar por el papel equivocado

Y sí, por si alguien se lo pregunta, todos hemos visto el vídeo varias veces y todas ellas nos hemos reído. Ya lo hemos dicho, hay clásicos que nunca fallan. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Miguel Ángel Rodríguez, más conocido como 'El sevilla', nació en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) en 1970. Vivió en Sevilla hasta 1992 y después se tuvo que mudar a Barcelona por motivos laborales. 

Dos años más tarde formó su grupo de música Los Mojinos Escozíos de donde salieron canciones tan conocidas como Que se mueran tó los feos o El chow chow

Tras el éxito de su primer disco, Mojinos Escozíos, llegó otro más: Demasiao, que consiguió dos discos de platino.

Ver resumen Ocultar resumen

Si mientras alguien lee este artículo, ve una luz alejarse en hacia el horizonte, es la pensión que nunca llegará a cobrar. 

Pinta en bastos el futuro a medio plazo del país, al menos a nivel cultural y de conocimientos elementales, tal y como ha vuelto a demostrar, por enésima vez, Santi Villas en 'El Intermedio'. 

Ver resumen Ocultar resumen

El colaborador dijo que no volvería si no le pedían perdón

Páginas