El curioso sentido del humor pakistaní que se ha convertido en viral

En el mundo de las bromas, hay clásicos que nunca fallan. En España, por ejemplo, es imposible decir cinco o abogado, sin que algún cuñao salte

Lo de llamar al timbre y salir corriendo fue un clásico durante años, ahora más en desuso por las cámaras de vigilancia. Qué decir del mítico, ¿a que molesta venir para nada?. Humor fino. 

ADEMÁS: El chef televisivo Jamie Oliver desata las bromas por su paella con chorizo

Pero claro, cuando hablamos de clásicos imperecederos del mundo de la chanza, ninguno como el de dar una guasca a quien llevas al lado, y disimular. Las cosas como son, no suele salir bien en el 99% de los casos. Ahora, ese 1% que sí sale, es tremendo. 

Y la muestra la tenemos al otro lado del mundo. En Pakistán. Un vídeo que se ha viralizado, con tan sólo 16 segundos de metraje

Dos protagonistas. Uno listo y otro simpático. Es fácil saber cuál se lleva la guasca. Lo mejor, la actuación del amigo, quien no sólo mantiene el tipo y la mirada en el móvil, sino que es capaz de aguantar la risa, algo imposible para el espectador. Hay ganadores de Oscar que merecían menos premio que este crack.

ADEMÁS: 10 actores que ganaron el Oscar por el papel equivocado

Y sí, por si alguien se lo pregunta, todos hemos visto el vídeo varias veces y todas ellas nos hemos reído. Ya lo hemos dicho, hay clásicos que nunca fallan. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Ya lo decía Bertín Osborne en una entrevista con Julia Otero en 1988 que de feminismo nada porque "España es un país desarrollado". Que eso de luchar por la igualdad, incluso entonces, no tenía sentido y que, además, "las machistas sois vosotras", decía refiriéndose a las mujeres.

"Cualquiera os quita vuestros privilegios", argumentaba el de Buenas noches, señora, y que "bastante" tenía él con aguantar que, de vez en cuando, "alguna me diga esa tontería".

Ver resumen Ocultar resumen

Ya lo dijo Bertín Osborne hace tiempo cuando le preguntaron en Ciudad de México por Pedro Sánchez: "este hombre no me gusta". Que no le votaría nunca ("no creo que tenga una ideología de ningún tipo", decía sobre el líder del PSOE) y que "hay gente que vale y gente que no vale".

Eso sí, si de otro líder socialista hablamos, a Bertín le cambia el gesto.

Ver resumen Ocultar resumen

Helga Liné nació en Berlín en 1931, cuando la república de Weimar declinaba y Hitler comenzaba su ascenso hacia el poder absoluto en Alemania. Poco después su familia huiría del nazismo con rumbo a Lisboa, donde siendo apenas una adolescente Helga Liné comienza a trabajar en un circo, haciendo números de contorsionismo y ejerciendo de bailarina.

Helga Liné tenía 8 años cuand se lanza a actuar en una pista de circo y apenas 15 el día en que hace su primera prueba para el cine.

Páginas