El chiste de Bob Pop sobre las dimisiones en Ciudadanos es lo mejor que verás hoy

La frasecita se la habrán escuchado en más de una ocasión a Albert Rivera en tiempo de campaña electoral. En más de un mitin donde el líder de Ciudadanos pedía el voto para la formación naranja y con un gesto de "ahí voy" (o vamos) como si del mismísimo Rafa Nadal ganando (otra vez) Roland Garros se tratara. "¡Vamos, Ciudadanos!" decía el político catalán y, ahora, parece que sus ciudadanos le están empezando a hacer caso.

Porque estas dos palabras le han bastado a Bob Pop para hacer un chiste (tuitero) ahora que en Ciudadanos llegan las dimisiones (primero, Toni Roldán, portavoz económico de Ciudadanos, y después, Javier Nart, eurodiputado) y la cosa no pinta nada mal.

"¡Vamos, ciudadanos! (Y vaya si se están yendo...)", dice el colaborador de Late Motiv (Movistar +):

Y el suyo es uno de los chistes tuiteros más celebrados del momento.

Dos dimisiones en una misma mañana

Pero, ¿qué es lo que ha pasado en Ciudadanos? En resumen, dos dimisiones en una misma mañana que han dejado al partido de Albert Rivera descolocado. Objetivo de burlas tuiteras y comentarios de todo tipo, he aquí unos cuantos ejemplos:

Y con dos de sus nombres propios, Javier Nart y Toni Roldán, en todos los titulares del día y convertidos en trending topic por su adiós a Ciudadanos.

ADEMÁS: El momento más bochornoso de Ciudadanos

Fotos: Twitter y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Reacciones al asesinato de George Floyd

Ver resumen Ocultar resumen

Con EE.UU. incendiado por la énesima muerte de un afroamericano a manos de la policía se ha decidido Alejandro Sanz a lanzar una de sus ¿filosóficas? frases, aunque dudamos que lo haya hecho en el momento más oportuno. ¿Hace alusión a los disturbios que recorren las ciudades estadounidenses? Así lo hay entendido la gente. Y le ha contestado.

El cantante habla de rabia como signo de necedad.

Lo cual resulta bastante discutible.

Ver resumen Ocultar resumen

Es Paula Vázquez una estrella de la televisión bastante atípica. Hace años que decidió afrontar su carrera de un modo diferente y puso voluntad en elegir un camino propio. Además, nunca ha renunciado a opinar abiertamente desde el feminismo y la izquierda. Y eso le ha convertido, como no, en objetivo del encono de las hordas ultraderechistas que, de un tiempo a esta parte, persiguen en Twitter al progresista.

Páginas