El patinazo de Felipe VI al citar a Borges en Argentina

Visita de los Reyes a Argentina con una reina Letizia luciendo un espectacular fondo de armario que algunos medios han calculado (para cuatro días) en unos 15.000 euros y asistencia al Congreso de la Lengua que se celebra en la localidad argentina de Córdoba. Y allí, entre académicos y glorias literarias, habla Felipe VI y alude a uno de los autores argentinos más universales: Jorge Luis Borges.

Se trata del autor de El Aleph y de grandísimos relatos entre la poesía y lo fantástico.

Un argentino universal.

Felipe VI habla de Jorge Luis Borges pero dice: "Vuestro JOSÉ LUIS Borges... nuestro también...". Horror, pavor y momento para correr un tupido velo. Ahí está, si quieren oirlo, a partir del 00:05:30. Atención.

Que sería algo así como decir "Diego Hernando Maradona" o "Juan Rodrigo Perón". Una abobinación para todo argentino mediantamente formado y para casi cualquier hispanohablante.

El caso es que el detalle (lapsus, torpeza o desconocimiento -quién sabe-) no ha pasado desapercibido y hasta un periodista como Martín Caparros, icono argentino de las letras, ha ironizado al respecto.

Claro que también hay quien ha recordado que Mauricio Macri, presidente argentino, cometió el mismo error en otra ocasión. 

Risas garantizadas con el patinazo real.

A quien no le habrá hecho ninguna gracia habrá sido a la reina Letizia, que se tiene por una infatigable lectora e, incluso, tiene un ex marido novelista (que escribió sobre ella y le salió bastante mal) 

El caso es que no se puede decir mal el nombre de un autor tan importante como Jorge Luis Borges y menos en Argentina. Aunque, admitamóslo, hasta el mejor maestro echa un borrón y aquí mismo habrán podido leer ustedes erratas que harían llorar a Manuel de Cervantes, autor de Don Quijote de la Mancha y alguna otra cosita.

ADEMÁS: 100 libros que hay que leer aunque no sean de "José Luis Borges"

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Tras atacar al idioma en un mitin

Ver resumen Ocultar resumen

Recomendaba Lenin acometer "el analisis concreto de la situación concreta" y con Sálvame hay que proceder de manera leninista y que no nos ciegue su hedor a escándalo, barbarie, machismo (lo dijo Paula Vázquez con toda la razón) y crueldad con el débil.

Ver resumen Ocultar resumen

"Se puede amenazar con palizas pero no enseñar un pezón. Bravo"

Páginas