Sube la tensión (y el ridículo): Javier Cárdenas ataca a Cristina Cifuentes

Quién quiere Netflix o 'Amar es para Siempre', cuando tiene la película que se ha montado en torno a Javier Cárdenas y el piso de la discordia en Plá del Penedés

Si en anteriores capítulos, el presentador se había convertido en youtuber low cost vendiendo las bonanzas del piso de la rifa, en la nueva entrega, Javier Cárdenas ha pasado al ataque contra la nueva e inesperada villana del asunto: Cristina Cifuentes

La otrora presidenta de la Comunidad de Madrid, ahora reconvertida en tertuliana de 'Todo es Mentira', afeó el gesto de Javier Cárdenas en el programa de 'Cuatro', donde han cogido el asunto como tema central de la semana. 

Obviamente, el presentador ha respondido. Lo ha hecho en 'Levántate y Cárdenas', donde sostiene que no hicieron nada fuera de lo acordado e insiste en los viñedos, en Codroniu y Freixenet. 

ADEMÁS: El esperpento final o los vídeos de Javier Cárdenas en el piso de la discordia

Eso sí, aprovecha para lanzar un dardo obvio a Cristina Cifuentes. "Cuando quien me tiene que juzgar es una política que tuvo que dejar la política porque la pillaron robando, ahí ya hay poco más que añadir"

Es obvio porque esa mácula va a perseguir a la ex del PP allá donde vaya. Dicho lo cual, cabe recordar que a Cristina Cifuentes la pillaron robando dos cremas de 40 euros, mientras que otros se han llevado millones de euros a Suiza y nadie les dice nada. Es más, les siguen votando. 

Dicho lo cual, y volviendo al Plá del Penedés, una reportera de 'Todo es Mentira' se desplazó hasta la comunidad y pudo ver el estado de las zonas comunes. No es el adecuado, pero bueno, hay una iglesia a 30 metros, silencio y viñedos. ¿Qué más se puede pedir? 

Fotos y vídeo: Gtres y Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Friendly reminder: presidenta de la Comunidad de Madrid

Ver resumen Ocultar resumen

Las protestas en las barriadas populares a las que la Comunidad de Madrid ha condenado al confinamiento o semiconfinamiento se han hecho oir este domingo. Y hay quien ha detectado muy diferente actitud en las fuerzas policiales que cuando tuvieron que lidiar con las caceroladas de Núñez de Balboa. Allí todo eran buenas palabras, ambiente distendido y ninguna brusquedad. Al señorito no se le levanta la voz. En Vallecas, Usera o Carabanchel (siempre según lo opinado profusamente en Twitter) se veía a la policía más proclive al empujón o el porrazo.

Páginas