El alegato de Sandra Sabatés contra la gestación subrogada

Cuando Sandra Sabatés coge la esquina de la mesa de Wyoming en 'El Intermedio' el mundo se para. Y lo hace para escuchar sus acertadas y rotundas reflexiones.

Este jueves lo ha vuelto a hacer para hablar a los espectadores del programa de la gestación subrogada 'altruista'. Entrecomillamos lo de altruista porque, tal y como aclara la presentadora, "toda mujer que ha pasado por un embarazo y un parto saben que nadie se expondría a ello, si no está en una situación de necesidad". 

Sí, la presentadora de 'El Intermedio' se ha mostrado rotundamente en contra de uno de los grandes caballos de batalla políticos de Ciudadanos. Según Sandra Sabatés, la gestación subrogada 'altruista' no debe ser regulada en España porque ya lo está. Está prohibida

ADEMÁS: El emocionante discurso de Sandra Sabatés sobre las violaciones

Además, "nadie puede negar que el negocio de los vientres de alquiler deshumaniza y cosifica a la mujer, convirtiéndola en un producto de mercado", ha asegurado. 

Y es que, según ha afirmado, todos podemos tener "el deseo de ser padres pero ese deseo no puede pisotear los derechos de los propios niños, que se convierten en materia de comercio". 

ADEMÁS: Dani Mateo enumera el "legado impecable" del PP en Valencia

Ni que decir tiene que la reflexión de Sandra Sabatés ha recibido el aplaudo unánime de los espectadores y el apoyo masivo de casi todo el mundo. Un alegato de dos minutos que merece ser escuchado y repensado, para tener una visión periférica de lo que supondría aprobar esta medida. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

El chef acudió al rescate del local en 2016

Ver resumen Ocultar resumen

Decía el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que el futuro de España pasaba por aumentar el índice de natalidad (al menos para garantizar las pensiones, lo decía durante el (soporífero) debate electoral de RTVE) y en Twitter encontraba la respuesta de Marta Flich.

Ver resumen Ocultar resumen

Fue una colección de monólogos y cuando la cosa se calentaba ahí estaba Xabier Fortes para cortar el rollo pese a que pidiera a los candidatos que (con la debida educación) "se perdieran el respeto", como si animase a los recién llegados a un club de intercambio de parejas. Pero no pasó nada. A los cuatro asistentes a la contienda se les percibía atenazados por el miedo a errar así que practicaron el tranquiler ese que anuncian en la radio con estruendo de sonoros ronquidos.

Páginas