Edu vuelve para felicitar la Navidad... ¡20 años después!

Para muchos millennial, hablar de Edu y la Feliz Navidad, es hablar de un señor desconocido. Para quienes ya peinan canas, hablar de Edu es recordar a uno de los primeros niños virales de la historia

El joven Eduardo Espinosa, allá por 1998, se convirtió en el niño más famoso de toda España. Airtel, recién aterrizada como operadora de telefonía en España, hizo uno de los anuncios más recordados. Ese año, todo el mundo repetía el 'Hola, soy Edu, Feliz Navidad', como un mantra obligatorio. Desde Chiquito y su fistro, no se había visto cosa igual. 

Ni que decir tiene, la turra que tuvieron que soportar los Eduardos de la época. Sin comerlo ni beberlo llegaron a ser, el objeto de las mofas en España y Bel-Air. La nostalgia funciona, es un hecho. 

ADEMÁS: Chiquito, Pablo Escobar y otros famosos que cambiaron nuestra forma de hablar

Pues han tenido que pasar 20 años para volver a ver a Edu felicitar la Navidad. Eso sí, ahora la cosa ha cambiado. Curioso, ahora que hay tarifas ilimitadas de minutos, el bueno de Eduardo Espinosa opta por felicitar a sus seres queridos en persona. Aunque claro, si lo que anuncia es un coche, lógico que quieran que lo use para moverse por la ciudad. 

Eduardo Espinosa, reconvertido en empresario publicitario, ha cambiado Airtel por Volkswagen, es decir, Reino Unido por Alemania, para su nueva incursión en el mundo de la publicidad, esta vez, como protagonista. 

ADEMÁS: 20 rumores que todos nos creímos en los 90

Y sí, hay que reconocer que a quienes vivimos la eclosión de Edu como estrella mediática, nos hace cierta ilusión volver a verle en un anuncio. Ahora, al ver que han pasado 20 años, esa ilusión se disipa. La nostalgia está bien pero no es sino una certeza del paso inexorable del tiempo. 

Además, nos arriesgamos a recuperar otras modas nostálgicas más dudosas. Fido Dido, El Chaval de la Peca, los pantalones desmontables... Paremos esto antes de que sea tarde

Fotos y vídeo: Volkswagen

Ver resumen Ocultar resumen

En esta semana en la que España camina irremediable hacia otro confinamiento, el rey emérito muestra su solidaridad con algunas amistades y algunos políticos se dedican a sembrar el odio entre ciudadanos, en vez de hacer política, no está de más sacar una sonrisa de donde se pueda

Ver resumen Ocultar resumen

Se confirma el pastizal que se llevan

Ver resumen Ocultar resumen

Fran Rivera y Juan José Padilla

Páginas